Desde hace un tiempo, Ingrid Hoffmann ha trabajado en apoyar en los lugares que ha sido afectados por huracanes; así, está trabajando en apoyo de Bahamas tras el paso del huracán Dorian.

By Carolina Amézquita Pino
September 10, 2019 06:15 PM

La devastación ocurrida en Bahamas tras el paso del huracán Dorian ha causado fuertes estragos en el país, pero, sobre todo, en los habitantes. Ante ello, Ingrid Hoffmann decidió iniciar una lucha para ayudar a los damnificados y conseguir de manera propia recursos para apoyarlos en diferentes sentidos.

“Ya llevamos seis días operando”, explicó Hoffman a People en Español. “Conseguí ambulancias aéreas donadas gratis, pilotos gratis, médicos gratis”.

RELACIONADOS: 5 recetas de invierno, cortesía de Ingrid Hoffmann

mezcalent

La chef también reveló que, si bien no tienen los números oficiales de rescates y gente a la que ha ayudado, junto a la red que ha formado, lograron sacar a diversos niños del lugar y darles refugio en otro país.

“Estamos dando prioridad, obviamente, a mujeres y niños. Tuve que llevar un vuelo con todos los niños que querían venir a los Estados Unidos, pero, obviamente, no tenían papeles. Conseguimos llevarlos a Nassau, pero niños ya sin papás. Entonces, dije ‘¿qué hago con ellos ahora?’”, relató. “Las iglesias esperándonos [para asilar a los niños]”. 

Ingrid Hoffmann

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La conductora inició esta labor altruista “hace tres huracanes” y ahora ya logró conformar un grupo de ayuda sólido que está trabajando en Bahamas ahora. Pese a las buenas acciones, ha tenido que afrontar una serie de retos; pero, al mismo tiempo ya ha tenido sus primeros triunfos.

“El mayor logro es que pudimos empezar a trabajar cinco días antes que el gobierno lo estuviera haciendo”, comentó. “Estuve, ayer, en el aeropuerto rescatando gente; donde nuestros equipos se estaban yendo a casas destruidas a sacar a la gente, cargada por las calles, a meterlas a nuestras ambulancias, que a ti te digan ‘aquí no habíamos visto a nadie [que los ayudaran] gracias, gracias’; que te agarran y te abrazan”.

Para Ingrid Hoffmann esta labor la ha llenado de satisfacciones; pero también de impotencia y “frustración” ante tanta tragedia. Pide seguir apoyando.

Advertisement


EDIT POST