La presentadora de televisión mexicana que una vez le propuso matrimonio a Tom Brady y su marido, el abogado Víctor Manuel Álvarez Puga, están acusados ​​de malversar cerca de 3 mil millones de pesos del Ministerio del Interior en el 2016 y el 2017.
Anuncio
Ines gomez mont & husband
Ines gomez mont & husband
| Credit: Ines gomez mont INSTAGRAM

Inés Gómez Mont y su marido, el abogado Víctor Manuel Álvarez Puga, están acusados ​​de malversar cerca de 3 mil millones de pesos (unos $146 millones de dólares) del Ministerio del Interior en el 2016 y el 2017 y en estos momentos están fugitivos de la justicia.

El 10 de septiembre, un juez federal emitió una orden de arresto. Menos de una semana después, se informó que la pareja había huido del país al enterarse de que estaban siendo investigados.

Ahora, la Procuraduría General de la República de México solicita que Interpol, la organización policial criminal internacional, emita órdenes de localización y captura internacional contra Gómez Mont y Álvarez Puga.

Las órdenes, más conocidas como avisos rojos, permitirían a las autoridades de todo el mundo ayudar a rastrear la ubicación de la pareja.

Poco después de que el juez federal emitiera una orden de aprehensión, Gómez Mont escribió en Instagram que ella y su esposo "no han tenido acceso a esa orden ni a la prueba que la justifique".

"Nos estamos preparando para enfrentar este proceso y ejercer todos nuestros derechos", escribió.

Gómez Mont y Álvarez Puga enfrentan cargos por lavado de activos, operaciones con recursos de origen ilícito y malversación de fondos. Si son declarados culpables, podrían ser condenados a entre 20 y 60 años de prisión, informa la revista People.

Gómez Mont ha sido anfitriona de numerosos programas de entrevistas mexicanos y también trabaja como reportera deportiva. Es ampliamente conocida por proponerle matrimonio a Tom Brady en el Super Bowl del 2008 entre los New England Patriots y los New York Giants.

En ese momento, asistió a una conferencia de prensa antes del partido con un vestido de novia y le dijo al mariscal de campo que lo amaba. Él declinó cortésmente, diciéndole: "Eres hermosa y cualquiera que tenga la oportunidad de casarse contigo sería un hombre afortunado".