El primer actor reconoce que hay que seguir viviendo, es lo que toca, pero también reconoce que de vez en cuando recibe hermosas señales de ella.

Por Teresa Aranguez
Abril 16, 2020
Anuncio

Justo cuando se cumple un año de su muerte, su esposo, Humberto Zurita, recuerda al gran amor de su vida, Christian Bach, en una emotiva entrevista donde abre por completo su corazón. ¿Olvidarla? Nunca jamás, ¿aceptar su marcha? Eso sí.

El primer actor mexicano ha contado al programa Al Rojo Vivo de María Celeste Arrarás que tras un año muy doloroso y de profundos recuerdos por fin ha podido dejarla ir. Es necesario aceptar su partida para poder seguir viviendo y avanzar.

"Hay que dejarla descansar", comienza el protagonista de 100 días para enamorarse. "La vida es para los vivos y mientras vivas hay que estar listo para los cambios. Finalmente aquí nos quedamos nosotros y yo tengo dos hijos, y los amo profundamente, son lo que son gracias a ella, no gracias a mi", ha dicho emocionado al espacio de Telemundo.

Como él mismo ha explicado, Christian está en su corazón y jamás se va a mover de ahí, pero la vida continúa y han de seguir mirando al futuro por ellos y también por ella, que es lo que querría.

Humberto ha reconocido que de alguna forma la siente. Ocurre en momentos mágicos que le regala el día a día, situaciones hermosas que el actor inmediatamente conecta con ella y considera que es su manera de manifestarse. Al menos eso es lo que él quiere pensar.

"Andábamos en el glaciar y a veces se desprenden pedazos de hielo, de vez en cuando, a veces te toca, a veces no, y acá se caían y Sebastián se voltea y me dice '¿sabes quién es no?'", cuenta el intérprete.

Independientemente de todo, Humberto siempre la recuerda, sabe que la naturaleza es cruel por eso considera esencial ponerle "un tulipán a la vida". Tomamos buena nota de ello. Todo nuestro respeto, amor y cariño para él y su familia.