El emblemático hotel Cardozo acaba de reabrir con 41 habitaciones y suites nuevas, y el restaurante italiano BiCE Cucina Miami.

By Carolina Trejos
June 14, 2019 05:27 PM

 

Luego de cuatro años de cierre por construcción, Gloria y Emilio Estefan acaban de terminar un rediseño valorado en $15 millones del hotel Cardozo South Beach sobre el concurrido y famoso boulevard Ocean Drive.

El emblemático hotel Art Deco de 1939, que la pareja compró alrededor de 1992, acaba de reabrir con 41 habitaciones y suites nuevas, y el restaurante italiano BiCE Cucina Miami. La revisa PEOPLE tuvo acceso a las primeras imágenes de la remodelación de lujoso hotel.

“No podemos esperar a que nuestros amigos de todo el mundo experimenten el nuevo Cardozo porque es muy personal, y nos gusta que la gente se sienta cómoda y relajada cuando están con nosotros”, dice la icónica cantante cubana, de 61 años. “Además, Emilio es práctico y se aseguró de que cada detalle se haya creado de manera hermosa”, agrega.

En el interior, el moderno ambiente blanco se mezcla y combina con elementos de la histórica decoración original del Cardozo.

El reluciente lobby aún tiene los pisos de terrazo originales, mientras que las ventanas redondeadas y los suelos de espiga recién instalados rinden homenaje a la historia del edificio.

Entre algunas de las reformaciones que se le hicieron al lugar están:

El hotel ha sido insonorizado para que los huéspedes se sientan relajados, seguros y no se molesten con los turistas en la playa o con la gente que camina por las calles.

También agregaron servicios modernos que no se encuentran a menudo en los edificios históricos de South Beach, incluidos controles de temperatura individuales en cada habitación, duchas con presión adecuada, tomacorrientes a ambos lados de la cama, portaequipajes, vestidores y gran iluminación en los baños para maquillarse y afeitarse.

Con la ayuda del arquitecto italilano  Aldo Ducci, amante de la música del sur de la Florida, Emilio rediseñó personalmente gran parte del elegante hotel usando pinturas, esculturas y mesas que provienen de su casa en Miami Beach.

Maurizio Leoni

Las sillas de mimbre fueron “prestadas” del estudio de grabación de Emilio; el techo reluciente y sofisticado en el ascensor es la misma superficie que tienen en parte de su hogar; y una gran cantidad de accesorios y arte provienen de sus viajes al rededor del mundo.

Advertisement


EDIT POST