Pam Brekke estaba desesperada cuando delante suyo vendieron el último generador de la tienda. Entonces Ramón Santiago llegó al rescate.

By Carolina Trejos
September 08, 2017

Pam Brekke llegó el jueves a una tienda Lowe's de Orlando con el objetivo de comprar como fuera un generador que le permita mantener la electricidad en su casa si el devastador huracán Irma acaba pasando por el centro de la Florida.

La mujer, que había conducido 30 millas desde su casa en la localidad de Sanford, parecía estar de suerte porque el establecimiento había recibido esa misma mañana un cargamento de 216 aparatos. Todos se vendieron en menos de dos horas, según el canal local WFTV.

Brekke estaba en fila cuando vio como al cliente que tenía enfrente le entregaban el último generador que quedaba. “Mi padre tiene que usar oxígeno y me preocupada esta tormenta”, dijo desesperada entre lágrimas.

Ramón Santiago, otro cliente que estaba en la tienda y al que no conocía de nada, se le acercó y le dijo que se podía llevar el generador que él había acabado de comprar. Brekke, emocionada, se lo agradeció con un gran abrazo.

“Aquí tienen un gran hombre”, aseguró la mujer a una reportera del canal WFTV que casualmente estaba en el lugar y grabó la escena en su teléfono.

“Ella necesita un generador”, dijo Santiago, cuya primera lengua no es el inglés. “Está bien, no se tienen que preocupar”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Es un ángel de Dios, eso es lo que es”, dijo Brekke posteriormente al canal WRAL. “Estoy abrumada por [el gesto] del señor. Está ayudando a nuestra familia”.

El gesto conmovió no solo a los espectadores de los canales locales que informaron de la generosidad de Santiago, sino a las redes donde la grabación se ha vuelto viral.

Como resultado, Santiago regresó este viernes a la misma tienda Lowe's, donde la compañía le hizo entrega de un generador y un bidón de gasolina.

Advertisement