A un año de la muerte de la cantante Hiromi Hayakawa Salas y la bebé que esperaba, su viudo, Luis Fernando Santana, revela cómo ha logrado sobrellevar este duelo con el paso de los meses.

 

Por Carolina Amézquita Pino
Septiembre 28, 2018
Anuncio

Hace un año, la noticia de la muerte de la cantante Hiromi Hayakawa Salas y la bebé que esperaban, a la que llamarían Julieta, murieron a solo unos días del alumbramiento. Desde hace un tiempo, su viudo, Luis Fernando Santana, había permanecido en silencio y tratando de sobreponerse a tan terribles pérdidas. Ahora, rompe el silencio y revela cómo ha logrado sobrellevar este duelo con el paso de los meses.

“Evidentemente, hay una tristeza todo el tiempo”, mencionó Santana al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Vivir con una piedra en el zapato que dices: ‘¿dónde me la acomodo para que no duela tanto?' Y no hay manera”.

Con el fin de poder superar el dolor, el cantante recurrió a ayuda profesional; la cual, eso le permitió comprender un poco la situación y aceptar la partida de su esposa e hija.

“Fui los primeros meses a terapia con dos diferentes tanatólogos y me enfrentaron a realidad [en la que dijo] ‘pues sí, que le voy a hacer'. Es parte de la vida, son cosas que pasan y no te esperas que te pase a ti nada más”, agregó.

Hasta el momento, el también actor mantiene sin cambios el hogar que fuera de su familia. Considera, que todavía no es tiempo de despedirse, aunque “las llevo siempre en mi corazón y en mi mente, todo el tiempo, esté o no esté en la casa”.

“No sé, tal vez en algún momento habré de cambiar, de modificar, de mover, de quitar, de poner [las cosas que le recuerdan a su cónyuge y primogénita], pero ya el tiempo me lo dirá, ahorita no”, confesó. “En mi casa, donde tú voltees ves a Hiro [Hiromi]; entonces, eso también me ha ayudado a sobrellevar el que la veo y platico”.