Las reglas de la familia real británica dejarían sin título a las hijas del príncipe Harry y Meghan Markle. ¿Por qué?

Por Andrés Rubiano
Junio 04, 2018
Anuncio

Tras la boda que unió en matrimonio al príncipe Harry y Meghan Markle el pasado 19 de mayo, la pareja no solo se convirtió en marido y mujer, también recibió sus títulos reales oficiales que la reina Isabel II les otorgó: Duques de Sussex.

Según las estrictas reglas y tradiciones de la realeza británica, el título de duque o duquesa tan solo puede ser heredado por un hijo barón, lo que significaría que si Harry y Meghan tuvieran hijas, las pequeñas no tendrían derecho a recibir el título otorgado a sus padres. ¡Vaya tradición!

Príncipe Harry y Meghan Markle

Un informe compartido en el sitio en línea de la revista People reportó que a pesar de las estrictas tradiciones con respecto a las mujeres y su derecho a heredar títulos, en el 2013 la Casa Real Británica cambió una ley que modificó totalmente la forma en que se establecía el orden en la sucesión al trono del reino, determinando que no importaba el género sino el orden de nacimiento.

Tras el cambio, la pequeña princesa Charlotte, hija de William y Kate, no tuvo que ceder su derecho a ser la segunda en sucesión a la corona luego de su hermano mayor el príncipe George. Sin el cambio realizado en el 2013, habría perdido su lugar con su hermanito menor, el príncipe Louis.

¿Cambiará la monarca del Reino Unido las leyes en caso de que Harry y Meghan traigan una pequeña princesa? Para saberlo aún falta bastante, lo cierto es que con la llegada de la actriz estadounidense a la familia real muchas cosas han cambiado.