March 15, 2019 01:33 PM

Las hijas de la actriz Lori Loughlin no la están pasando nada bien tras el arresto de su madre por supuesto soborno a la universidad donde estudian, por lo que han decidido abandonar la escuela. Las jóvenes, famosas por su presencia en Instagram, decidieron dejar la Universidad del Sur de California, pero no por vergüenza a las acusaciones de su madre, sino por miedo a ser víctimas de bullying, según reporta el sitio TMZ.

Las hermanas Isabella y Olivia Jade Giannulli, de 20 y 19 años respectivamente, temen que debido a la atención que ha recibido el caso, sean agredidas no sólo por los estudiantes, sino por el personal de la escuela, de acuerdo a una fuente.

Por su parte, la reconocida universidad, USC por sus siglas en inglés, reportó que aunque las chicas continúan matriculadas, ya no regresarán a clases.

“Olivia e Isabella Giannulli, cuyos padres fueron acusados en un reciente caso de soborno en admisiones universitarias, no regresarán a USC. No obstante, USC dice que continúan matriculadas”, publicó el diario universitario en su cuenta de Twitter.

De acuerdo al diario, la universidad inició una investigación interna para evaluar caso por caso y actuará según las recomendaciones.

“Las recientes revelaciones van en contra de nuestros valores, lo cual es priorizar la admisión basada en el mérito y la oportunidad para todos los candidatos calificados. Nuestro récord de diversidad entre los estudiantes seleccionados es motivo de orgullo para mi”, comentó al diario la presidenta interina Wanda Austin. “De ahora en adelante, tomaremos los pasos necesarios para salvaguardar la integridad de nuestro proceso de admisión y asegurar de conducirnos con integridad y ética consistente a nuestros valores”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La protagonista de Fuller House (Netflix) fue arrestada junto a la reconocida actriz Felicity Huffman, entre otras 40 personas acusadas, por agentes del FBI en Los Angeles.

De acuerdo a documentos judiciales, Louglin y su esposo Mossimo Giannulli, supuestamente pagaron dinero para que sus dos hijas fueran aceptadas en un equipo deportivo de USC, a pesar de no haber participado en el deporte cuando empezaron las clases.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST