Hijas de José Luis Rodríguez aseguran que todo lo que ha dicho el cantante es falso y rebaten una a una sus declaraciones públicas.

Por Carolina Amézquita Pino
Agosto 26, 2020
Anuncio

Hace unos días, José Luis Rodríguez aseguró que el distanciamiento que existe con sus hijas mayores, Lilibeth y Liliana Rodriguez Morillo, ha sido por culpa de los ataques que ellas lanzaron contra su hermana menor Génesis, producto del segundo matrimonio del cantante con Carolina Pérez. Ahora, las mujeres desmienten a su padre.

“Lamentablemente, nos vemos en la obligación de defendernos ante agresiones públicas en contra nuestra”, advirtió Liliana en un video que ella y su hermana Lilibeth a conocer en sus respectivas cuentas de Instagram. “[José Luis Rodríguez] cada vez que necesitas publicitar tu libro o tu serie nos utilizas. Ahora sí te conviene mencionarnos, cosa que era absolutamente prohibido hasta hace nada en tus entrevistas”.

Mezcalent

Para rebatir cada punto, las hermanas presentan videos de cada una de las declaraciones públicas de El Puma y las aclaran una a una.

“Aquí el único que está hablando y dando escándalos eres tú”, advirtió en el mismo audiovisual Lilibeth Rodríguez Morillo. “Quedó claro para Dios, para nosotras y el mundo que no te importa si morimos, y no nos ves más. Pasa lo que todo el mundo ve, menos tú, que ningún padre que ame a sus hijas habla así”.

Todd Williamson/WireImage

De acuerdo con las hijas del intérprete de “Dueño de nada” nunca ha habido intento de acercamiento por parte de la actual esposa de su padre, por el contrario, ha buscado la forma de mantenerlas alejadas. Lo cual, ha ocasionado que sean negadas como parte de la familia.

“Te reto ante Dios y el mundo que demuestres que yo te agredí a ti, a tu esposa o a tu hija y hablé mal de ustedes. No miento; tú lo sabes”, agregó Lilibeth. “Tus acercamientos fueron siempre escondernos, mantener nuestra relación contigo oculta. Tratarnos como amantes en vez de hijas”.

Liliana y Lilibeth le pidieron a José Luis Rodríguez que “no que pases la página, que cierres el libro. Vive tu vida y déjanos vivir en paz”. Le enviaron, además, un mensaje.

“Nosotras no merecemos eso, como tampoco merecemos que busques desprestigiarnos, desvirtuar nuestra imagen y exponernos al escarnio público; cosa que ningún padre que dice amar a sus hijas haría”, advirtieron. “Te perdonamos el rechazo y el repudio”.