El primer actor mexicano se encuentra ingresado en un hospital de la Ciudad de México desde la semana pasada.

By Moisés González
June 04, 2019 07:42 AM

El actor de Betty en NY (Telemundo), Hector Suárez Gomís, preocupó a muchos este lunes al pedir a través de las redes sociales sangre para su padre, Héctor Suárez, quien permanece desde la semana pasada ingresado en un hospital de la Ciudad de México.

Con el fin de evitar especulaciones acerca de su estado de salud, el intérprete de 50 años, que da vida al egocéntrico Hugo Lombardi en la actual telenovela estelar de Telemundo, optó por decir este martes en su perfil de Instagram ‘la verdad’ sobre lo que está sucediendo con su padre.

“El 4 de septiembre del 2015 recibí la que hasta hoy ha sido la llamada más dolorosa de mi vida. En ella mi papá me dijo que tenía cáncer en la vejiga. Sí, el mundo se me vino encima. Esa palabra le dobla las piernas y le aplasta el corazón a cualquiera. Vino la primera operación en la que le quemaron todos los tumores que tenía. Desafortunadamente la operación no se hizo con el debido cuidado y un par de semanas después lo volvieron a intervenir ahora sí con éxito. Empezaron las quimios y también un largo camino en el que mi papá nos ha dado lecciones de fortaleza y amor por la vida a toda la familia”, comenzó explicando Gomís.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El actor mexicano, que recientemente confirmó su romance con la periodista de Un nuevo día Paulina Sodi, dio a conocer que van a tener que quitarle la vejiga y la próstata a su padre.

“Después de casi cuatro años han habido más de diez operaciones y su vejiga ya se rindió, está muy lastimada y mi papá tiene que dejarla ir junto con la próstata. El último mes empezó a perder sangre por la orina y le dio anemia, esa es la razón por la que pedimos que nos ayudaran donando sangre; por las transfusiones que se le están haciendo”, detalló el actor.

Gomís explicó que el cáncer ‘afortunadamente’ nunca dejó la vejiga, por lo que una vez que le sea extirpado Suárez, de 80 años, estará completamente libre de cáncer y por tanto podrá regresar al trabajo.

“Afortunadamente el cáncer nunca dejó la vejiga, por esa razón una vez que haya sido extirpada junto con la próstata; estará libre de cáncer y listo para seguir trabajando y afinando los últimos detalles de su nuevo programa: ¡Ahí va el golpe!”.

Advertisement


EDIT POST