Los hermanos que en su día derrocharan amor y unión terminan el año más distanciados que nunca pero con una tarjeta casi calcada.

Por Teresa Aranguez
Diciembre 25, 2019
Anuncio

La marcha de su madre Lady Di unió a los príncipes Harry y William como nunca, pero su buena relación se ha visto trastocada en los últimos años por motivos varios. Según los expertos en realeza, la llegada de Meghan Markle a la familia ha tenido algo que ver en ese distanciamiento tan visible y notable a día de hoy.

Ambos han formado su propia familia y viven dedicados a ella. Sin embargo, hay algo en lo que parece que sí se han puesto de acuerdo, la felicitación navideña. El duque de Sussex y de Cambridge han compartido sus respectivas tarjetas y la similitud ha llamado mucho la atención.

En ambos casos elegían una postal en blanco y negro, sencilla y sin mucho adorno donde la formalidad brilla por su ausencia. Nada de posados aburridos en una habitación perfecta. Al contrario. Los protagonistas son sus hijos sonrientes y naturales, sin poses de ningún tipo. Archie hacía su debut en este tipo de felicitación y su carita era la gran estrella de la misma.

Por su parte, los tres hijos de William y Kate Middleton, George, Charlotte y Louis, también ocupaban un lugar privilegiado en su tarjeta, cada uno a su aire pero entrañables siempre. Es tanto su protagonismo que la mamá ni siquiera aparece en la foto, es el papá quien se deja ver pero casi de espalda y con una gorra mientras da un beso al pequeño del clan.

Meghan y Harry sí aparecen pero al fondo, algo borrosos, su primogénito es el rey y señor de esta maravillosa foto mientras sus papis le miran enamorados. Los primos no pasarán estas fiestas juntos pues los duques de Sussex han puesto tierra de por medio y las disfrutarán en Estados Unidos, país de Meghan.

Esperemos que este nuevo año traiga unión familiar y que los hermanos vuelvan a recuperar la bonita relación que siempre tuvieron. Así lo deseamos. La Navidad todo lo puede.