La contabilidad del palacio de Buckingham reveló este lunes el costo de las renovaciones de Frogomore Cottage, residencia de los duques de Sussex.

By Mayra Mangal
June 25, 2019 11:36 AM

La remodelación de Frogomore Cottage, la ‘humilde casa' que ocupan el príncipe Harry y Meghan Markle a las afueras de Londres ha llegado a su fin. La mansión requirió infinidad de cambios en vistas al nacimiento del primogénito de la pareja, Archie Harrison Windsor Mountbatten.

Ahora la contabilidad del palacio de Buckingham ha revelado que la pareja se gastó la friolera de $3 millones en las obras, para descontento del algunos que no han visto con buenos ojos el gasto que en parte ha salido de los bolsillos de los contribuyentes.

"Está substancialmente terminada", afirmó sobre la obra una fuente del palacio de Buckingham a People. Los trabajos incluyeron remodelación de interiores, cambio de puertas y ventanas, trabajo en muros, edificios exteriores, nueva jardinería, cambios en el sistema eléctrico, la plomería, etc.

Obviamente la casa ha sido adaptada para la familia y sus necesidades, por ejemplo, una cocina moderna que se ajuste a las necesidades de Meghan, quien, como bien sabemos, adora cocinar.

Robert Jobson, experto en temas de la nobleza, señaló en el show Good Morning Britain que el costo de las obras "es demasiado". "[Harry y Meghan] debieron haber previsto esto, pudieron evitar [gastar tanto] simplemente mudándose al apartamento vecino de [su hermano, el príncipe William] y [su esposa] Kate]. La familia real no paga todo pero la manera en que esto se ha manejado no es muy buena".

Max Mumby/Indigo/Getty Images
Incognito/The Grosby Group

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En redes usuarios han protestado por la suma dejando en claro que el costo las obras en casa de los duques no deberían salir del bolsillo público, especialmente con las medidas de austeridad que vive el país. "Ellos tan humildes, pidiéndole a otros que donen su dinero", reclamó un usuario en Twitter.

"Ellos ya tenían una casa. Si eligieron mudarse a otra parte debieron pagar el costo ellos mismos. Yo estoy jubilado y a punto de cambiar las ventanas de mi casa y no le estoy pidiendo a los contribuyentes que paguen la cuenta. Eso es lo que hace la gente en la realidad. No es como que [Meghan y Harry] no pueden pagárselo", fustigó alguien más".

El fondo del la reina -Queen's annual Sovereign Grant- absorbió la gran parte de los costos de la remodelación. Sin embargo, "todo lo que se puede mover" o que está dentro de los jardines fue pagado por los duques de Sussex de su propio bolsillo. "Todos los accesorios y decoraciones fueron pagados por sus Altezas Reales", asegura la fuente. "Cortinas, muebles sería pagado por separado, de manera privada".

"Si un integrante de la familia real nos dice ‘quiero una mejor cocina de la que el público está preparado para brindarles con dinero público' entonces eso recaerá en [sus fondos] privados y ellos tendrían que absorber el costo", aseguró la fuente sobre la distribución de los gastos.

De acuerdo con fuentes oficiales cada año el gobierno del Reino Unido asigna recursos para el mantenimiento de las residencias y Palacios Reales que ocupan la reina Isabel II y su prole. En el año fiscal de 2018 éste sumó los $103 millones, de los cuales aproximadamente $55 millones fueron destinados al mantenimiento de los Palacios Reales, principalmente el palacio de Buckingham. Dicho castillo es sede de encuentros oficiales como el que recientemente tuvo la reina con el presidente Donald Trump y su esposa, Melania.

Advertisement