Gwyneth Paltrow cumplirá 50 años el próximo 27 de septiembre y ha querido celebrarlo mostrando el orgullo que siente de llegar a esta edad.
Anuncio

Gwyneth Paltrow cumplirá sus 50 años el próximo 27 de septiembre y a casi la mitad de su vida ha querido celebrar mostrando todo el orgullo que siente de llegar a esta edad a pesar de las secuelas que el tiempo va dejando sobre los cuerpos. ¡Por eso lo hizo con un bikinazo!

La actriz compartió con sus seguidores de Instagram una hermosa foto donde muestra su impactante figura a esta edad, pero más importante aún, compartió una increíble reflexión sobre lo que para ella ha significado el paso de los años y su manera de aceptarlo.

"El 27 de septiembre cumpliré 50 años. Mientras me siento aquí contemplando esta idea en la mañana de finales de verano, sin humedad en el aire, la brisa moviendo solo las copas de los árboles, extrañamente no tengo la sensación del tiempo pasado", dijo.

"Estoy tan conectado a este sentimiento de anhelo, de promesa —promesa de caída, de algo que retrocede— como lo estaba hace 30 años. Entiendo en cierto nivel que la vida es lineal, que he vivido x cantidad de días hasta ahora y tengo más en la canasta debajo del brazo que en el campo que tengo delante. Pero hay algo en la dulzura de la vida que existe en lo más profundo de mí que no ha cambiado, que no cambiará. Es la esencia de la esencia. Parece que se está volviendo más dulce", agregó.

Paltrow reflexionó sobre cómo la aceptación ha sido el antídoto para poder lidiar con lo que parecería imperfecto, o sea, con las marcas, las arrugas, las canas, y todo lo que significa el comenzar a envejecer.

"Mi cuerpo, mapa de la evidencia de todos los días, es menos atemporal. Una colección de marcas e irregularidades que desgranan los capítulos. Marcado por quemaduras de horno, un dedo roto en una ventana hace mucho tiempo, el nacimiento de un niño. Cabello plateado y líneas finas. El sol ha dejado sus huellas dactilares celestiales sobre mí, como si hubiera empapado un pincel en acuarela marrón oscuro, salpicando mi piel. Y mientras hago lo que puedo para luchar por la buena salud y la longevidad, para evitar el debilitamiento de los músculos y el retroceso de los huesos, tengo un mantra que inserto en esos pensamientos imprudentes que intentan descarrilarme: acepto. Acepto las marcas y la piel suelta, las arrugas. Acepto mi cuerpo y dejo ir la necesidad de ser perfecto, lucir perfecto, desafiar la gravedad, desafiar la lógica, desafiar a la humanidad. Acepto mi humanidad", escribió.

La actriz de Shakespeare in Love también habló sobre cómo todos estos años ha cometido errores, pero han sido la manera también de aprender y hoy puede decir que no se arrepiente de nada de lo vivido.

Gwyneth Paltrow
Gwyneth Paltrow
| Credit: Brian Stukes/Getty Images

"He lastimado a la gente, nunca intencionalmente, pero lo he hecho igual. He defraudado a la gente por no ser quien ellos necesitaban que fuera. Me he traicionado a mí mismo para mantener la paz. He cruzado líneas, cuyos pensamientos a veces me arrancan del sueño y me suspenden en el vacío de la vergüenza durante una noche larga y oscura. Lamentablemente, y muy a menudo, no he dicho mi verdad para evitar alguna consecuencia percibida, que lastimar a alguien nos separará a ambos. Mis errores más duraderos y el lío que viene con ellos se han originado por no estar completamente en mi verdad y hablar desde ella, pase lo que pase", confesó.

Según contó, cuando la gente a menudo pregunta que consejo le daría a su yo de 21 años, ella responde: "Bueno, conocería mi límite y me aferraría a él con más fuerza que a mi vida misma. Y, sin embargo, quizás la pregunta más importante es qué haré en el futuro".

Paltrow aseguró que en la vida que le queda por delante le gustaría "ir más despacio. Me gustaría retirarme un poco. Me gustaría hacer mi círculo más pequeño. Me gustaría cocinar más la cena. Me gustaría ver que los malentendidos se conviertan en entendimientos. Me gustaría seguir abriendo lo más profundo de mí a mi esposo, aunque me asuste. Me gustaría cantar más, incluso si es solo en la ducha. Me gustaría decirle a cualquiera que haya tenido una experiencia negativa conmigo que lo siento. Me gustaría reconocerme plenamente".