La mujer que fue designada por Scotland Yard para proteger personalmente a Meghan Markle ha renunciado a su puesto a menos de un año de ser contratada.

By Mayra Mangal
January 14, 2019 05:20 PM

Meghan Markle continúa perdiendo valiosos integrantes en su equipo. Este fin de semana trascendió que la guardaespaldas que Scotland Yard había designado para proteger a la esposa del príncipe Harry acaba de renunciar a menos de un año de haber asumido su puesto.

La mujer en cuestión -cuyo nombre no ha sido revelado- destacó durante la gira que los duques de Sussex realizaron por Australia y las islas del Pacífico en octubre pasado. Su presencia fue fundamental en la protección de la exactriz norteamericana -que está embarazada- especialmente porque durante su paso por Fijio hubo mucha preocupación por su seguridad y la de su marido.

De acuerdo con el diario The London Times no existen pruebas de que la renuncia de la mujer se deba a un choque con la duquesa, sin embargo, el Daily Mail reporta que ha sido muy difícil complacer a Meghan, quien quiere ser “una más entre la gente”, especialmente a la hora de acudir a actos públicos, actitud que ha hecho la labor de su equipo de seguridad aún más difícil.

“A diferencia de una persona que creció en el seno de la familia real británica y que está acostumbrada a tener protección desde muy temprana edad, es algo que puede restringirte mucho”, aseguró una fuente a dicho sitio. “Aunque Meghan fue una actriz famosa [antes de casarse con Harry] podía hacer cuanto quería y andar por ahí libremente. Pero en su papel actual no puede ir a ningún lado sin la protección de su equipo y eso es una enorme fuerza que oprime a una persona como ella”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La renuncia de la mujer no causa sorpresa, pues desde hace un par de meses se han sucedido una serie de cambios en el staff de la duquesa entre rumores de que su temperamento no ha ayudado a retenerlos a su lado.

La primera baja ocurrió en noviembre cuando Melissa Touabti, asistente personal de la duquesa, dejó su puesto a solo seis meses de haber sido contratada. Una fuente del Palacio de Kensington, que supuestamente había sido autorizada para comentar sobre el asunto, dijo al Daily Mail que la empleada era “una persona muy talentosa” que “jugó un papel fundamental en el éxito de la boda real el 19 de mayo”.

Luego vino la renuncia de Samantha Cohen, la mujer designada personalmente por la reina Isabel II para hacer de Meghan una duquesa hecha y derecha y quien sin embargo ha renunciado a su cargo tras 17 años de servir a la corona inglesa.

Advertisement