Greta Thunberg pide a los jóvenes que se mantengan en casa para evitar transmitir el coronavirus; la  activista tuvo sospecha de ser portadora del COVID-19 y prefiere mantenerse en cuarentena. Asegura que la falta de síntomas hace más peligroso el riesgo de contagio.

Por Carolina Amézquita Pino
Marzo 25, 2020
Anuncio

Al presentar algunos síntomas de coronavirus, Greta Thunberg tomó la decisión de mantenerse en aislamiento. La activista explicó a detalle la razón de esta acción y porqué considera que es portadora del COVID-19.

“Hace unos diez días comencé a sentir algunos síntomas, exactamente al mismo tiempo que mi padre [Svante Thunberg], que viajó conmigo desde Bruselas. Me sentía cansada, tenía escalofríos, dolor de garganta y tosía. Mi padre experimentó los mismos síntomas, pero mucho más intenso y con fiebre”, explicó Thunberg en su cuenta de Instagram. “Las últimas dos semanas he estado confinada. Cuando regresé de mi viaje por Europa Central, me aislé”.

De acuerdo con la joven, había visitado, junto a su padre, zonas con varios casos de contagio. Ante ello, cuando volvió a su natal Suecia decidió recluirse de manera voluntaria en “un apartamento prestado, lejos de mi madre y mi hermana”; aunque aún no se ha realizado el examen correspondiente, asegura que tiene una alta posibilidad de ser portadora del mencionado virus.

“En Suecia no puede hacerse la prueba de COVID-19 a menos que necesite tratamiento médico de emergencia. A todos los que se sienten enfermos se les dice que se queden en casa y se aíslen”, explicó. “No me hicieron el examen de COVID-19 pero es extremadamente probable que lo haya tenido, dados los síntomas y las circunstancias combinados”.

Greta Thunberg envía un mensaje a los jóvenes para que eviten el contagio y se queden en casa.

“Muchos (especialmente los jóvenes) pueden no notar ningún síntoma o síntomas muy leves. Entonces no saben que tienen el virus y pueden transmitirlo a las personas en los grupos de riesgo”, advirtió. “Los que no pertenecemos a un grupo de riesgo tenemos una enorme responsabilidad, nuestras acciones pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte para muchas otras personas”.