Estos son los simpáticos detalles de cómo un alma caritativa sintió pena por los duques de Sussex y quiso que entre todos pagaramos los casi 15 millones de dólares de su nuevo hogar.

Por Nuria Domenech
Marzo 16, 2021
Anuncio

Alguien se apiadó de los tristes comentarios del príncipe Harry y su esposa Meghan Markle acerca del estado de sus finanzas, después de que ellos aseguraran a Oprah que Buckinhgam habían cerrado la llave de sus ingresos y les habían dejado casi con lo puesto.

Ese alma caritativa  se llama Anastasia Hanson, una mujer que decidió empezar a recolectar fondos para pagar los casi 15 millones de dólares que cuesta la humilde morada de Montecito, donde reside la pareja con el pequeño Archie, advirtió el New York Post.

En la página de Gofundme podía leerse: "Hola. Soy Anastasia Hanson de Ventura, California y estoy recaudando fondos para pagar la hipoteca de la casa de Harry y Meghan en Montecito, California".

Casa de Meghan y Harry
Credit: Photo © 2020 The Grosby Group

Hanson confirmó a The Sun que se había sentido muy triste por los duques de Sussex tras ver la entrevista y entender que "cuando llegaron a Estados Unidos, no tenían trabajo y sus fondos eran limitados". Su ilusión por ayudarles se escuchó así de honesta: "Dicen que lo han pasado muy mal, así que esta recogida de fondos es una forma de ayudarles, de ofrecer compasión y amor pagando su casa entre todos", afirmó.

Con esa noble intención en su corazón, la californiana de 56 años abrió una página en GoFundMe que terminó cerrando, ya que al parecer no tuvo mucho éxito: sólo alcanzó a reunir la mísera cantidad, en comparación con lo deseado, de 110 dólares.

Prince Harry and Meghan Markle are spotted enjoying a double date with friends Katherine McPhee and David Foster in Santa Barbara.
Credit: Photo © 2020 Backgrid/The Grosby Group

Eso sí, Anastasia fue la primera en contribuir, aportando su granito de arena con cinco dólares, mientras que otro anónimo soltó cinco más y un tercero, muy generoso, depositó cien de una. Pero ahí quedó todo.

Los duques de Sussex compraron su palaciega mansión The Chateau of Riven Rock,  el pasado agosto por 14.65 millones de dólares. Se sabe que el príncipe Harry heredó alrededor de trece millones de Lady Di, y hay cifras que apuntan que el contrato de producción que la pareja cerró con Netflix ronda los 100 millones. También cobran alrededor de un millón por apariciones en eventos donde suelen ofrecer un pequeño discurso... Así que es posible que logren salir adelante por ellos mismos. ¡Pero se agradece el gesto, Anastasia!