April 18, 2018 02:09 PM

Gloria Trevi rompió a llorar al recordar a su difunta hija Ana Dalai. En una entrevista con Gustavo Adolfo Infante para el programa El minuto que cambió mi destino, la cantante mexicana recordó a la niña. Cuando el periodista le preguntó “¿Dónde está Ana Dalai?”, la artista respondió con lágrimas en los ojos sobre la muerte de su hija: “Uno no debe preguntarse porqué, sino para qué. Si preguntas porqué la pregunta está mal hecha, y tú tienes que confiar en Dios. Entonces tú tienes que decir ¿para qué? Y la respuesta vino a mí: y es para ser una mejor persona”.

Aunque los detalles de la muerte de la niña en Brasil y qué pasó con su cuerpo aún son un misterio, la cantante añadió que ella sí aclaró sus propias dudas. “Yo no perdí a una hija, yo tengo una hija, y es mi camino de estrellas al cielo,” dijo sobre la bebé, fruto de su relación con su ex manager Sergio Andrade.

“Claro que me pregunté dónde estaba, sobre todo cuando supe que me habían mentido. Fui y busqué las respuestas y hablé con la persona que tenía la respuesta y ella me lo dijo,” relató, sin dar más detalle sobre quién podría ser esa mujer. “Habló conmigo y ahora yo sé que mi hija está donde están las personas que amamos y que ya no están en la tierra. Están con Dios y están contigo. No, no tengo un lugar donde llevarle flores, pero tengo mucha gente a la cual entregarles esa flor simbólica”.

(Photo by Kevin Winter/Getty Images)

La artista también recordó su tiempo en una cárcel hace ya 15 años en Brasil, donde enfrentó cargos de rapto y corrupción de menores, de los que fue exonerada. “Fueron cuatro años, ocho meses y ocho días que estuve privada de mi libertad pero no estuve privada de mis capacidades para amar, de mis capacidades para comprender y buscarle sentido a las cosas que vivo. Yo sé que tal vez la intención de las personas que me estaban haciendo eso no era hacerme más fuerte, ni que yo sobreviviera, ni que yo me volviera a levantar, ni de probar el amor que estaban alrededor mío, sin embargo así fue como sucedió,” concluyó. “El hecho de morder el polvo y de haber estado en un hoyo tan oscuro me ayuda a no ser una persona que juzga”.

 

 

You May Like

EDIT POST