"Yo estaba detrás de la puerta y nunca pude olvidar eso". La conductora abrió su corazón este lunes en el programa La mesa caliente (Telemundo).
Anuncio
Giselle Blondet
Giselle Blondet en La mesa caliente
| Credit: Instagram Giselle Blondet

La mesa caliente (Telemundo), el nuevo programa de entretenimiento de Telemundo que se transmite de lunes a viernes a las 3 p. m., hora del Este, está sacando a la luz el lado más personal de sus conductoras: Myrka Dellanos, Giselle Blondet, Verónica Bastos y Alix Aspe.

No ha habido un solo día desde que se estrenó el show que alguna de sus anfitrionas no haya sorprendido al público con una íntima confesión, como ocurrió hace apenas unos días cuando Bastos aseguró que su esposo la despidió en su día de su trabajo por quedarse embarazada.

Este lunes le tocó el turno a Blondet, quien abrió su corazón y confesó el traumático momento familiar que vivió durante su infancia y que le dejó importantes secuelas hasta el día de hoy.

La dolorosa confesión de Giselle Blondet

Giselle Blondet
Giselle Blondet en La mesa caliente
| Credit: Instagram Giselle Blondet

"Mi madre y mi padre se divorciaron cuando yo era muy pequeña y estuvieron 20 años peleando. Por mencionar una cosa una vez, yo estaba detrás de la puerta en casa de mi mamá y mi papá y mi mamá en las peleas –mi mamá se había vuelto a casar– y mi padre enojado le dice a mi madre: 'Bueno pues que él la adopte [refiriéndose a la nueva pareja de su madre]'. Yo estaba detrás de la puerta y nunca pude olvidar eso", compartió la actriz y conductora de 58 años.

"Pasaron muchos años y hasta que fui una adulta gracias a Dios tomé la decisión de hablar esto con mi papá, pero yo siempre me sentí que no era tan querida y yo adoraba a mi padre, que en paz descanse", agregó la que fuera jueza del reality show de Univision Nuestra Belleza Latina.

Le dejó secuelas

Giselle confesó a sus compañeras que este traumático evento dejó en ella importantes secuelas hasta el día de hoy que han afectado negativamente a sus relaciones de pareja.

"Mi consecuencia ha sido: me he casado tres veces, saboteo mucho las relaciones, me da miedo que me abandonen y trato de abandonar primero", reveló.

La conductora reconoció que aún hoy se encuentra "trabajando en eso" para poder sanar.