En su nuevo libro "Lessons: My Path to a Meaningful Life", la súper modelo brasileña revela que tuvo ataques de pánico y asegura que consideró el suicidio.

Por Mayra Mangal
Septiembre 26, 2018
Anuncio

A pesar de ser una de las maniquíes más famosas del mundo y una de las que más dinero ha ganado en la historia del modelaje profesional, Gisele Bündchen asegura que en un momento de su vida sufrió de ataques de pánico y que incluso llegó a considerar el suicidio.

En entrevista exclusiva con People, la brasileña de 38 años habló largo y tendido al respecto, por el motivo del lanzamiento de su nuevo libro de memorias Lessons: My Path to a Meaningful Life.

“Las cosas pueden parecer perfectas desde fuera, pero a veces no tienes ni idea de lo que está sucediendo realmente”, expresó. Según ella, en 2003 sufrió su primer ataque de pánico cuando viajaba a bordo de un avión ligero que atravesó por turbulencias. A partir de ahí desarrolló un miedo paralizante que se disparaba cuando pasaba por túneles, tomaba en ascensor o cuando se encontraba en espacios cerrados.

Los ataques se agudizaron de tal forma que en determinado momento ella pensó en quitarse la vida. “De hecho tuve esta sensación de querer tirarme por la ventana. [Pensé]: ‘Este será mi fin y no tendré que preocuparme más por esta sensación de que mi mundo se cierra'”.

La modelo llegó a cuestionarlo todo y su fama y fortuna no la ayudaron, de hecho la hicieron sentirse peor. “Tenía una posición maravillosa en mi carrera, era muy cercana a mi familia y siempre me consideré una persona positiva, así que realmente me pegó duro”, asegura la esposa de Tom Brady. “Me preguntaba ¿debería sentirme así? Pensé que yo no tenía derecho a sentirme mal. Pero me sentía impotente. Tu mundo se hace cada vez más pequeño y no puedes ni respirar, lo cual es uno de las peores sensaciones que he tenido jamás”.

La madre de dos preciosos nenes asegura que aunque consultó un especialista y este le recetó la doga Xanax para tratar su padecimiento, fue ella quien decidió hacer un cambio de vida radical para poder sanarse a sí misma.

“Fumaba cigarrillos, bebía una botella de vino al día y tres cafés moca Frappucino diarios. Y lo dejé todo en un día”, aseguró la bella que ha sido rostro de Versace, Chanel y muchas otras marcas de lujo. “Pensé: Si estas cosas son de alguna manera las causantes de esta pena en mi vida se tienen que ir”.

A partir de ahí cortó con el azúcar, se dedica a meditar diariamente, practica el yoga y dejó su romance con Leonardo DiCaprio para encontrar al amor de su vida, con quien ha procreado dos preciosos hijos.

La entrevista completa con Gisele Bündchen estará disponible en la edición de People que sale a la venta este viernes.