Gina Rodríguez asegura haber aprendido una gran lección luego de ofender, sin intención, a la comunidad afroamericana.

Por Isis Sauceda / L.A.
Octubre 16, 2019
Anuncio

Gina Rodríguez se encuentra en el ojo del huracán por cantar un fragmento de una de sus canciones favoritas.

La actriz fue acribillada el martes por quienes se sintieron ofendidos al escucharla cantar el tema “Ready or Not” de la cantautora afroamericana Lauryn Hill y el popular grupo The Fugees, que incluye una palabra ofensiva para definir a una persona de raza negra.

Rodríguez se grabó cantando sentada en la silla de maquillaje sin imaginar el revuelo que se causaría. Tres horas después, borró el vídeo que había subido a Instagram debido al escándalo ocasionado por quienes se sintieron agraviados y ofreció una disculpa.

“Solo quería [comparecer] y disculparme. Lo siento”, explicó a través de un vídeo compartido en las redes. “Lo siento si ofendí a alguien. El cantar junto a los Fugees, una canción que me encanta, con la que crecí, amo a Lauryn Hill. Realmente lo siento si los ofendí”.

Al parecer, la disculpa en vídeo no fue suficiente para la protagonista de Jane the Virgin, que horas más tarde continuó con las disculpas asegurando que siente un tremendo remordimiento por lo sucedido.

“En una canción o en la vida real, las palabras que dije no debieron haber sido dichas”, escribió en sus redes sociales. “Cualquier consecuencia que enfrente debido a mis acciones hoy, no serán más dolorosas que el remordimiento personal que siento. Ver mi propio vídeo me ha movido hasta mis adentros. Es humillante que esto tienen que ser una lección público, pero es efectivamente una lección que me merezco”.

La actriz de 35 años reconoció que tiene mucho que aprender y entiende que ha decepcionado a sus fans. “Realmente lo siento por el dolor que he causado”, puntualizó.

Rodríguez también recibió críticas el año pasado tras comentar en un evento que “una mujer blanca cobra más que una negra, una negra más que una asiática y una asiática más que una latina”, lo que fue entendido por algunos como una manera de decir que las latinas son más discriminadas en Hollywood que las afroamericanas.

En esa ocasión, Gina se disculpó entre lágrimas revelando que su padre es afrolatino, por lo que no podía estar en contra de la comunidad negra.

“La comunidad negra es mi comunidad. Como latinos, tenemos latinos negros. Eso es lo que somos. Yo no soy, así que cuando abogo por los latinos, la gente cree que sólo me refiero a gente de mi color”, dijo en la entrevista. “No necesitamos pelearnos y si causé esa noción, por favor discúlpenme por esa no es para nada mi intención”.