Ante la complicada situación legal, Julián Gil advirtió que estaría dispuesto a renunciar a la patria potestad de su hijo Matías, sin con ello le permiten verlo y pasar momentos con él.

Por Carolina Amézquita Pino
Marzo 21, 2018
Anuncio

Ayer se llevó a cabo una nueva audiencia del caso entre Marjorie de Sousa y Julián Gil que fue pactada por ambos actores para desestimar las denuncias penales que cada uno interpuso en contra del otro. Sin embargo, la actriz no se presentó y eso implica que el proceso continúe sin pronta resolución. Ante ello, el actor advirtió que estaría dispuesto a renunciar a la patria potestad de su hijo Matías, sin con ello le permiten verlo y convivir con él.“A mí que dejen ver al niño”, mencionó Gil a los medios de comunicación. “Ella [Marjorie de Sousa] quiere la patria potestad, oigan bien, le doy la patria potestad. Lo que quiero es que me deje tranquilo”.Para el intérprete de Carlos Ibarra en la telenovela “Amar sin Ley”, advierte que la situación se ha complicado porque la madre de su hijo no quiere llegar a un acuerdo y está respaldada por “una abogada sin escrúpulos” que no busca el beneficio del niño.“Lo siguiente que van a luchar es la patria potestad, se las doy. Hoy en día tengo la patria potestad y tengo cero derechos sobre el niño. Entonces, va a ser igual tenerla que no tenerla”, explicó. “No es renunciar a mi hijo, es no seguir luchando con un capricho”.

screen-shot-2017-12-08-at-5-04-08-pm.png

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNJulián Gil recapituló y puntualizó que la primera acción penal fue interpuesta por Marjorie de Sousa; posteriormente, la actriz solicitó la prueba de ADN y lo acusó de situaciones inexistentes como agresión y uso de drogas, todo con el fin de evitar que pueda estar con su hijo.“¿Por qué yo no puedo ver al niño? Una razón, que dé una razón”, agregó. “No voy a seguir entrando en el juego. Para pelear hacen falta dos y yo no pienso pelear más en mi vida”.