La respuesta de la primera dama ante la petición de su marido de que sonriera para los fotógrafos le está dando la vuelta al mundo. ¿Has visto el video?

Por Mayra Mangal
Junio 03, 2020
Anuncio

Las redes están ardiendo con intensidad tras el surgimiento de un video que muestra el momento en que el presidente Donald Trump le pide a su esposa, Melania Trump que sonriera ante los fotógrafos durante una foto tomada frente al monumento al Papa Juan Pablo II en Washington, solicitud que fue recibida con una gélida respuesta por parte de su mujer y que ha dejado a todos boquiabiertos.

En el breve clip se observa al mandatario de 73 años intentando mostrar su mejor rostro luego de los tensos momentos vividos un día antes afuera de la Casa Blanca donde protestantes se manifestaban pidiendo justicia por la muerte de George Floyd.

Vestido de azul marino su mujer, de 50 años, apareció al lado de él con un vestido negro que dejaba sus brazos al descubierto. Llevaba el cabello suelto y unas gruesas gafas que ocultaban su mirada, más no su expresión. En una secuencia de fotos la primera dama aparece sumamente seria, actitud que alcanza su punto máximo cuando su marido parece insinuarle entre dientes que sonría para la cámara. El fugaz intento de sonrisa se disipa en menos de un segundo para mostrar a la primera dama aún más seria y tensa.

?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1267922833591713792&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.abc.es%2Festilo%2Fgente%2Fabci-impactante-reaccion-melania-cuando-trump-pide-sonria-para-sesion-fotos-202006031052_noticia.html

La foto fue captada este 2 de junio, es decir, un día después de que los ánimos se caldearan a las afueras de la Casa Blanca ante protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images

Otra foto captada el 27 de mayo en la Florida, última vez que vimos en público a la primera dama. Las gruesas gafas de sol y el rostro serio fueron la norma:

Este video recuerda previos episodios de supuesta tensión surgidos en público entre la primera dama y su marido. Uno de ellos ocurrió en el Rose Garden de la Casa Blanca, cuando la exmodelo aparentemente esquivó la mano de su marido.

En otro video se observa a la mujer de Trump llamando al orden a su marido tras no llevarse la mano al corazón durante una interpretación del himno nacional.