Gerardo Bazúa rompe el silencio y cuenta porqué se acabó su relación de cinco años con Paulina Rubio. Además exige ver a su hijo Eros.

Por Lena Hansen
Noviembre 21, 2018
Anuncio

Gerardo Bazúa rompe el silencio y habla sobre porqué terminó su relación con Paulina Rubio tras cinco años juntos. En entrevista con Un Nuevo Día (Telemundo), el cantante sinaloense dijo: “A veces las cosas no pasan como uno quiere y también es de sabios saber decir: ‘Tengo que parar'. Es algo normal y falta de comunicación. Creo que la comunicación es lo más importante en una pareja. Si pierdes la comunicación ya perdiste todo. Podrás estar muy enamorado, pero la comunicación y el amor es como una plantita, todos los días tienes que echarle agua”

¿Lloró al separarse de La Chica Dorada? “Yo siempre he llorado por el amor”, contestó.

Bazúa también asegura que quiere ver más a su hijo Eros, de 2 años, fruto de su relación con Rubio. En sus redes sociales, Bazúa denunció que no había visto al bebé por unos cuatro meses después de la separación de su madre. “Lo hice nada más por alzar la voz. Igual sí funcionó”, dijo el cantante, quien vio al bebé después del post.

Bazúa asegura que con su exesposa, Yuriko Sandoval, con quien estuvo casado 10 años, no tuvo conflictos por ver a sus hijos adolescentes. “Con mis hijos grandes nunca lo había vivido. Creo que la mamá de Gerardo y Sebastián supo que era un rollo entre ella y yo, y que nuestros hijos no tenían la culpa. Ella desde el día uno siempre me dejó ver a mis hijos. Nunca me han truncado ver a mis hijos, más que esta vez”.

El padre de tres varones asegura que volvería a abrirse al amor y tener más hijos. “Me encantaría tener una niña”, confesó.