La actriz confesó que el papá de sus nenas tenía una invitación a ambas celebraciones y también contó cuál fue la reacción de su ex al recibirla.

Anuncio

El amor puede desaparecer, pero la unión de los hijos siempre queda. A pesar de los malos rollos y desacuerdos, Gabriel Soto y Geraldine Bazán tienen una prioridad en su vida, sus hijas Elissa y Miranda.

Las pequeñas cumplían años en febrero y por ello tuvieron su correspondiente fiesta de cumpleaños para celebrar este día tan especial por todo lo alto. Geraldine compartió cómo la vivieron y a juzgar por las imágenes, fueron unas fiestas dignas para sus princesas.

Días después de ese momento, la actriz ha sido preguntada por Gabriel y si fue invitado. La respuesta es sí. “Estuvo invitado”, respondió a las cámaras del programa Sale el Sol.

La pregunta es, ¿por qué? Aunque de sobra es conocida la tensa relación existente entre ellos, Geraldine no echó más leña al fuego y disculpó a Gabriel con una declaración de lo más conciliadora.

“La verdad es que yo supongo que estuvo trabajando y no pudo ir, pero pues en algún momento que estuvo con ellas las celebró también”, dijo en son de paz y muy sincera.

Un encuentro público entre ellos hubiera sido un foco de prensa que habría opacado lo más importante, la celebración de las pequeñas. El hecho de que se le extendiera una invitación demuestra que, por lo menos, hay menos tirantez y se empiezan a limar asperezas.