Gabriel Soto ya es historia. La actriz mexicana ha hecho una sincera confesión sobre su vida sentimental y la ilusión que le ha devuelto la sonrisa.
Anuncio

Lo suyo es un no parar. Geraldine Bazán está más ocupada que nunca y también más espléndida. Lo sentimos por quienes consideran que su divorcio de Gabriel Soto la ha devastado. Nada que ver, eso ya es historia y la actriz está pletórica en lo personal y lo profesional.

Durante la promoción de la segunda parte de la película Los Leones, la intérprete se ha abierto en canal y ha contado más sincera que nunca cómo está su corazón. ¿Soltera? Pues si bien no tiene un novio estable, tampoco es que esté de brazos cruzados y vistiendo santos.

“Estoy en el mejor momento de mi vida”, confesó en el programa dominicano Mujeres al borde durante su gira de medios promocionando la cinta. “Hay chicos que me gustan”, siguió coquetona y sin pelos en la lengua.

Chicos a los que está dispuesta a dar una oportunidad. “Hace poquito me decían, a ver si nos podemos tomar un café antes de Navidad”, dijo traviesa. El problema no son las ganas, ¡es el tiempo! “Nooo, pues ya va a tener que ser el próximo año”, reconoce la actriz, que actualmente está rodando en Puerto Rico un nuevo proyecto.

Lo importante es que ahora sí está abierta al amor y si bien por el momento todo se reduce a flirteos inocentes, por fin ha confesado que si aparece la persona adecuada le abrirá su corazón de par en par, pues su herida está cerrada y bien curada.

“Cuando llegue esa persona lo sabré y entonces ya daremos un segundo, un tercero y un cuarto paso”, ha dicho convencida y con ganas de darle esa oportunidad al amor. De momento no ha llegado, así que toca disfrutar con sus princesas y seguir trabajando duro como actriz, su otra gran pasión. ¡Felicidades por los éxitos!