La actriz presentó a María, una heroína pequeña que ha demostrado ser muy grande. Su labor voluntaria le llevó a conocer a esta niña superviviente del cáncer y un gran ejemplo para todos.

Por Teresa Aranguez
Octubre 15, 2020
Anuncio

Las 24 horas del día no le dan a Geraldine Bazán para hacer todo lo quiere pero aún así logra llevar a cabo un sinfín de actividades. Por ejemplo, el voluntariado y la caridad social hacia los más necesitados.

Junto a sus dos guerreras, Elissa Maire y Alexa Miranda, la actriz vivió uno de los momentos más emotivos y de corazón de los últimos meses. La feliz mamá llevó a sus chicas a un centro de equitación muy especial. La idea no solo era ir a montar a caballo y ya está, sino ayudar a través de este deporte y los animales a personas con enfermedades que requieren del cariño, la compañía y el apoyo de otras personas.

A través de la equinoterapia la actriz y sus princesas conocieron a varios niños en circunstancias especiales con los que pasaron una tarde maravillosa. "María perdió la vista a causa del cáncer y es una niña llena de amor y alegría. Superó sus miedos y quiso tomar su equinoterapia conmigo. ¡Confió en mí! Gracias por ese regalo María", escribió emocionada en sus redes.

Las imágenes son una oda a la vida, a la superación y las ganas de salir adelante con una sonrisa. La pérdida de la vista de María no ha sido un impedimento para que monte a caballo y disfrute de la compañía de otros niños como bien muestran estas fotografías.

Una auténtica lección de valentía y de vida que Geraldine quiso que sus hijas vivieran desde tan temprana edad. "Las palabras convencen, el ejemplo arrastra. Eduquemos niños conscientes, empáticos y amoroso", añadió junto a unas imágenes donde su hija mayor pasea de la mano de María.

Geraldine Bazán

Una tarde llena de diversión, alegría y, sobre todo, mucho aprendizaje que demuestra que aportando ese pequeño granito de arena se puede cambiar, construir y crear una sociedad mejor. ¡Gracias por el ejemplo Geraldine!