El susodicho se ha convertido en el principal ‘paño de lágrimas’ de la actriz mexicana y en uno de sus principales ‘soportes'.

By Moisés González
May 25, 2018 07:00 AM

Su separación de Gabriel Soto, tras casi una década juntos, no ha sido un proceso fácil para Geraldine Bazán, como ha reconocido la propia actriz en diferentes entrevistas. “Claro que es complicado, es duro, es triste, sobre todo cuando apuestas todo por una familia, por una relación y haces todo por amor y, bueno, al final las cosas se dan así”, revelaba entre lágrimas a finales del año pasado la reconocida intérprete mexicana. “Hay días malos, duros y tristes. Me gustaría que las cosas fueran diferentes, pero así se dio… entonces [hay que] afrontarlo de la mejor manera por mí”, reconocía, por otro lado, en exclusiva para la edición de marzo de People En Español.

La villana de la telenovela Por amar sin ley (Univision) probablemente no hubiera podido atravesar de la misma forma esta complicada situación personal sin la fuerza diaria que le dan sus dos hijas, Elissa Marie, de 9 años, y Alexa Miranda, de 4; y sin todo el apoyo que ha recibido de sus familiares y amigos, quienes no la han dejado sola en ningún momento.

Entre su círculo más íntimo de amigos se encuentra el actor y cantante mexicano Pablo Portillo, quien se ha convertido en su ‘paño de lágrimas’ y uno de sus principales ‘soportes’.

Ambos mantienen una relación de amistad desde hace muchos años. De hecho el cantante ya era muy cercano a Geraldine cuando esta estaba casada con Soto. Tanto es así que cuando su esposo no podía acompañarla a algún evento por motivos de trabajo Pablo llegaba a suplirlo, como sucedió en abril del año pasado cuando los dos acudieron juntos a una boda.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La relación entre ambos es tan cercana que el cantante no duda en ejercer de enfermero cuando la reconocida actriz cae enferma. La propia Geraldine compartió esta semana un video a través de Instagram Stories en el que precisamente se puede ver a Portillo poniéndole una inyección.

“Amigos como este muy pocos. Estuche de monerías el muchacho. Amigo, socio, productor y enfermero. Miren quién me va a inyectar hoy”” expresó la actriz recientemente en sus redes sociales.

Bazán hasta recomendó sus servicios. “Lo recomiendo. No me dolió nada, te voy a contratar como enfermero”, dijo entre risas la expareja de Soto.

No hay duda de que Geraldine y Portillo son la prueba fehaciente de que sí puede existir la amistad sincera y desinteresada entre un hombre y una mujer.

Advertisement


EDIT POST