La actriz revivió a sus personajes Paulina y Paola de la reconocida telenovela mexicana en su nueva actuación en Dancing with the Stars en Hungría, donde bailó al ritmo de la inolvidable banda sonora de la serie.

Por Teresa Aranguez
Octubre 30, 2020
Anuncio

De las muchas novelas que se quedarán por siempre grabadas en los corazones de la audiencia está La usurpadora, la serie protagonizada por Fernando Colunga y Gaby Spanic en la que la actriz brilló y demostró su ya reconocido talento gracias a su doble papel de Paula y Paulina.

De ese fenómeno televisivo que conquistó los rincones más recónditos del planeta tierra han pasado más de dos décadas pero su historia sigue dando de qué hablar. Concretamente en Hungría, donde es todo un éxito de audiencia y la razón por la que Gaby es una de las concursantes del programa Dancing with the Stars.

Tal es el furor que sigue vigente, que el concurso dedicó la tercera actuación de la intérprete a esta preciosa y dolorosa historia de amor. ¿Cómo? Pues nada menos que bailando el tema de su banda sonora cantado originalmente por Pandora y que da nombre a la telenovela.

Como hiciera en la pantalla chica, la venezolana se metió en la piel de sus dos protagonistas, la buena y la menos buena, para dar aún más fuerza y credibilidad a esta coreografía que le valió los aplausos del público y los jueces por tercera semana consecutiva.

Gaby mostró orgullosa en sus redes cómo quedó caracterizada en una foto en la que parece que no han pasado los años por ella ni aquella cándida Paulina que enamoró a Carlos Daniel (Colunga). "¿Que les parece esta caracterización que me hicieron? ¿Les recuerda a algún personaje?", escribió traviesa en Instagram.

Un precioso viaje al pasado que emocionó a todos sus seguidores en redes. "Sigues siendo la misma hermosa", "Me encantó, una hermosa sorpresa", "La dulce e inteligente Paulina", "Como una auténtica princesa", le elogiaron algunos de ellos en sus comentarios.

Para la actriz también fue un placer volver a vivir una de las etapas y proyectos más bonitos de su carrera y así lo demostró en la pista. Aunque después llegaron a su vida otros títulos de gran éxito como La intrusa, La venganza o Prisionera, La usurpadora siempre tendrá un lugar muy especial en su corazón.