La reconocida actriz venezolana conversa con People en Español desde Europa del Este sobre su nueva aventura profesional como participante del programa húngaro Dancing with the stars, show que marca su esperado regreso a la televisión.

Por Moisés González
Octubre 07, 2020
Anuncio

Cuando Gaby Spanic recibió hace tres meses la invitación de la cadena húngara TV2 para participar en el programa Dancing with de stars no tuvo mucho que pensar antes de dar el sí. "Me pareció una propuesta muy importante y muy buena porque este formato de la BBC de Londres es un espectáculo de primera y me encanta Hungría", cuenta desde el otro lado del mundo la actriz venezolana en entrevista vía telefónica con People en Español. "Los primeros 15 días estaba de incógnita porque la producción me quería presentar como la sorpresa del programa. No se podía saber que Gaby Spanic iba a estar en el show", comparte.

Para la protagonista de exitosas telenovelas como La usurpadora y Tierra de pasiones "es un honor ser la primera latina a la que invitan a un programa de esta magnitud que se va a ver en casi toda Europa del Este". Una emoción y un orgullo que Gaby no puede ocultar durante la conversación de más de media hora que mantuvo desde Hungría con People en Español y en la que habló largo y tendido de su participación en este esperado programa, de su estancia en Europa y de su larga ausencia de más de cinco años en el mundo de las telenovelas.

Gaby Spanic
| Credit: TV2

Nuevo país, nueva cultura… ¿Te has adaptado bien a los cambios?

Es la tercera vez que vengo. A mí me encanta la cultura Europa y la cultura de Hungría, me encanta la comida –comen mucho picante que también me gusta– y me encanta la historia de acá, me encanta la forma de ser de la gente, la arquitectura… Todo me encanta. Para mí es un privilegio y que mi hijo esté conmigo, Gabo, que tiene 12 años. Él está recibiendo clases vía online porque las escuelas en México están cerradas. Lo único que te puedo decir es que me están tratando como una reina y me siento muy honrada y muy feliz.

¿Todavía te sigue sorprendiendo que tanta gente te siga de países tan lejanos como Hungría y que incluso aprendan a hablar español gracias a tus telenovelas?

¡Guau! Eso me encanta. De verdad cuando han querido arremeter contra Gabriela, contra sus logros, porque esta es la semilla que yo sembré y la estoy cosechando; hay gente lamentablemente que quiere echar en saco roto mis logros, mi éxito afuera y que soy querida y amada y eso no lo podemos esconder. Yo tengo más de la mitad de mi vida trabajando, este año cumplo 33 años de carrera, y esto para mí es una bendición de Dios.

Gaby Spanic y su bailarín Andrei Mangra
| Credit: TV2

¿Cómo te estás manejando con el idioma?

El húngaro es el más difícil de toda Europa. Yo tuve la oportunidad de hacer una telenovela en Rumania en la que hablé rumano durante varios capítulos, pero el húngaro es más difícil. Me sé pocas palabras, pero la comunicación es muy buena porque muchos hablan italiano y es muy parecido al español, también hablamos un poco de inglés, entonces de verdad no he tenido problemas con el idioma. Todo ha fluido de una manera bárbara. Todo ha sido espectacular.

¿Qué tan difícil están siendo los ensayos?

Antes de empezar el show uno tiene que tener por lo menos 80 horas de ensayo y como yo llegué hace un mes las otras parejas ya llevan más tiempo que yo ensayando, pero le estoy echando muchas ganas y mi bailarín es espectacular. Toda mi vida he hecho ejercicio, así que eso ayuda. Le estoy echando un camión de ganas. Cada pareja monta su coreografía. Hay un coreógrafo general que checa cómo vamos, pero el bailarín profesional de cada pareja es el que monta la coreografía y se pone de acuerdo con la estrella. Es un trabajo en equipo.

Gaby Spanic
| Credit: TV2

¿Cómo te han recibido los otros participantes? ¿Has notado algún tipo de envidia por el espectacular recibimiento que te ha dado el programa?

Para nada, son encantadores todos. Todos preocupados por todos. Hay mucho compañerismo. Es otra mentalidad. Muchos de ellos veían las telenovelas cuando eran niños, crecieron conmigo en sus hogares. Eso es bonito y lo valoran y lo respetan.

Imagino que el hecho de tener a tu hijo contigo te da más seguridad…

Sí, me da mucha seguridad. Aparte hay otros proyectos que no puedo mencionarlos ahorita porque no es solamente el show, vienen otros proyectos después, vienen muchas cosas interesantes por acá, cosa que me mantiene muy contenta y feliz. Son bendiciones para mí de Dios porque tú sabes que tenía casi 5 años sin trabajar en la televisión, solamente hacía puro teatro. Es una bendición de Dios todo lo que va a pasar conmigo acá en Europa.

Mucha gente se preguntaba cuándo regresa Gaby a la televisión…

Yo también me lo preguntaba porque fíjate Soy tu dueña en primer lugar en México, Tierra de pasiones está en Perú en primer lugar, en Paraguay repetición de La usurpadora en primer lugar, en Colombia está Soy tu dueña en primer lugar... En muchos países se están transmitiendo mis telenovelas y se están posicionando en primer lugar, entonces Gaby Spanic sí es querida, Gaby Spanic sí es amada, Gaby Spanic sí es reconocida y eso a mí me da muchísimo gusto. Para mí es un milagro divino de Dios.

Gaby Spanic
| Credit: TV2

Hablando de tu larga ausencia en la televisión, ¿has sentido que tu talento no ha sido valorado?

Yo no podría decir que no sea valorado porque yo a México lo amo y fue el que me lanzó a la fama con La usurpadora, que es la novela más repetida en la historia de la televisión. A lo mejor hay muchas cosas que han cambiado, pero bueno así tocó. Yo estoy muy agradecida con todas las televisoras con las que trabajé porque hicimos proyectos muy hermosos y que se están vendiendo todavía y se están viendo alrededor del mundo y en primer lugar en repetición. Eso a mí me impresiona y es para que se den cuenta de que el melodrama con personajes emblemáticos no ha pasado de moda. Es lo que la gente quiere ver. Es como que [las empresas] menosprecian el melodrama y no podemos menospreciar algo que está en nuestros genes. El público mundial por memoria colectiva ama sus telenovelas, ¿por qué las vamos a apartar de nuestra industria, de nuestra cultura? ¿por qué menospreciar el melodrama?

Durante estos años tu nombre ha sonado para formar parte de muchas telenovelas, pero nunca se ha llegado a concretar nada. ¿Es cierto que ha habido tantos acercamientos para proyectos como ha trascendido en la presa o ha sido más la especulación y el rumor?

Ha sido más la especulación porque no ha habido acercamiento.

Recientemente trascendió que ya habías firmado contrato con Televisa, ¿es cierto?

No, no es cierto. Claro que me he puesto a la orden, por ejemplo, con Salvador [Mejía], que lo quiero e hicimos La usurpadora; me puse también a la orden con Nacho [Sada], con Nicandro Díaz. Vamos a ver qué sucede en el futuro, vamos a ver qué pasa. Pero el público sí quiere verme, el público me quiere, eso no lo pueden borrar, no pueden borrar el sol con un dedo, no se puede.

¿Cómo te gustaría que fuera tu siguiente telenovela? 

A mí me gusta mucho la historia de Señora Isabel, que es algo similar a Mirada de Mujer. Me encantaría hacer eso porque es un drama bellísimo y nunca he hecho un personaje así, o sea que una persona más adulta se enamore de un joven y existe en la vida real esto y es muy bonito. Esa historia es hermosa. La mujer de Judas también es muy buena historia.