La reconocida actriz venezolana abrió su corazón y contó entre lágrimas cómo ha vivido el adolescente de 13 años la ausencia del hombre que le dio la vida.
Anuncio
Gaby Spanic
Gaby Spanic y su hijo Gabriel de Jesús
| Credit: Instagram Gaby Spanic

Gaby Spanic dibujó la curva de su vida en un reciente episodio de La casa de los famosos, el reality show de Telemundo en el que convive encerrada bajo el mismo techo y sin comunicación con el exterior con otras celebridades. Visiblemente emocionada, la reconocida actriz venezolana hizo un repaso por algunos de los momentos más importantes de su vida que han forjado el ser humano que es hoy día, como la pobreza que vivió de niña, la traumática muerte de su primer novio, su fallido matrimonio o el intento de envenenamiento que sufrió en el año 2010 en plenas grabaciones de la exitosa telenovela de Televisa Soy tu dueña.

Como pocas veces sucede, Spanic también compartió detalles sobre la breve historia de amor que vivió con el padre de su hijo y el triste y doloroso desenlace que tuvo.

"Fue un hijo que nació del amor, fue producto del amor con un venezolano, le pidió la mano a mi mamá, a mi papá, me entregó el anillo, nos íbamos a casar, pero bueno pasaron situaciones muy tristes después porque hubieron muchos chismes", contó la actriz.

"Le dijeron a él que mi hijo no era su hijo, fueron muchos chismes, muchas cosas, tuvimos varios enfrentamientos, luego intentó pegarme, manché sangre, estuve a punto de perder a mi hijo estando embarazada y le dije: 'Vete, vete, si tú crees más en los chismes que en mí, vete, yo no voy a perder un hijo'. Hasta el sol de hoy no lo he visto", reconoció.

Gaby Spanic
Gaby Spanic y su hijo Gabriel de Jesús
| Credit: Instagram Gaby Spanic

La inolvidable protagonista de exitosas telenovelas como La usurpadora, Prisionera y Tierra de pasiones confesó que, aunque 'lo extraña mucho', a estas alturas de su vida su hijo Gabriel de Jesús, de 13 años, no tiene ningún interés en conocer al hombre que le dio la vida.

"Mi hijo lo extraña mucho. Hoy en día ya no lo quiere conocer. No le he sembrado odio, pero fue muy duro estar sola como madre hasta el sol de hoy por dimes y diretes, por chismes de la prensa, por mentiras", se sinceró la actriz entre lágrimas.

Gaby no pudo ocultar su orgullo de madre al hablar del gran ser humano en el que se ha convertido su primogénito, a quien definió como "un gran hombre".

"Mi hijo es un gran hombre, es sensible, es excelente estudiante. Mi hijo me consciente como mujer, es todo un caballero. Cuando vamos al súper me ayuda a bajar las compras, no puede ver un niño pobre en la calle porque siempre quiere ayudarlo, [es] muy generoso", señaló.