En una inspiradora charla con Alejandro Chabán sobre alcanzar tus metas y manifestar tus sueños, la actriz y empresaria venezolana abrió su corazón y contó cómo transformó el dolor vivido en un trampolín para ser la gran mujer que es hoy.
Anuncio

Es uno de los claros ejemplos de que si quieres y lo deseas con toda tu alma, puedes conseguirlo. Confiada en que igual que ella, todos tienen en su poder la posibilidad de hacer realidad sus metas, Gaby Espino compartió un directo en redes junto a Alejandro Chabán en el que contó su experiencia de primera mano.

Entre otras cosas, se atrevió a dar un paso valiente y reconocer que en algún momento de su vida fue vulnerable a lo que le rodeaba. Estar tan expuesta como cara conocida y ser blanco de críticas por su físico no ayuda al bienestar personal, sobre todo en un momento sensible. Y así lo reconoció sincera e incluso agradecida al mirar atrás.

"Como todo ser humano he tenido mis bajones, y la subida de peso por estar en este medio, ser una figura pública y estar constantemente expuesta a la opinión, y hoy en día con las redes sociales, mucho más, pues sí, sí caí en inseguridades, de repente la autoestima se me fue al piso", confesó ante sus casi 12 millones de seguidores en Instagram.

En medio de ese momento personal pasó algo que hizo click en su interior e logró que todo diera un vuelco de 180 grados en su vida: la pandemia.

Con este parón mundial que obligó a todos a quedarse en sus casas, la exitosa empresaria y fundadora de su spa Agave Beauty Bar en Miami, pudo entender y verlo todo mucho más claro.

"Todos nos regalamos ese tiempo para lo que nuestra alma necesitaba, ya no tenías la excusa de que 'no tengo tiempo'.... Empecé a tener tiempo, y después de ese tiempo de estar en la casa, de estar en familia, de estar más con mis hijos porque tenía 3 ó 4 años que no paraba, que estaba constantemente en un avión, en un hotel, en un proyecto tras otro, gracias a Dios... Cuando me regalé ese tiempo, decidí que de ahí en adelante iba a escoger a pinza los proyectos que hacía, si realmente me enamoraban, si me sumaban, si me aportaban, y eso es lo que estoy haciendo", dijo a corazón abierto.

Gaby Espino
Gaby Espino
| Credit: IG/Gaby Espino

Lo tiene claro y así quiso compartir su gran lección de vida con todos : "Hago solo lo que amo y lo que me llena". A partir de se momento todo mejoró. Cambió su forma de ver las cosas y también su estilo de vida, más saludable y amable para su cuerpo y alma.

Un paso decisivo en el que tuvo mucho que ver Alejandro, cuyo Transform challenge y productos de su marca Yes You Can fueron todo un punto de partida y gran ayuda para Gaby, hoy más bella, segura y feliz que nunca.

Los resultados no han sido momentáneos para una ratito nada más, son para toda la vida. La protagonista de Santa diabla y La suerte de Loli se siente bien y se cuida con hábitos saludables y ejercicio. Eso sí, ha optado por lo que le gusta, lo que le funciona y no lo que se supone que hay que hacer.

Gaby Espino
Gaby Espino
| Credit: IG/Gaby Espino

Su felicidad interna y externa es un hecho que salta a la vista. Por eso, tanto ella como su colega y amigo Alejandro quisieron animar a todos a hacer este tablero de visión en el que escribir los sueños y metas para ese año. Ellos son el ejemplo claro de que con esfuerzo y toda la ilusión, lo que allí se escribe se logra materializar. ¡Gracias por compartirlo con tanta pasión!