Después de que un video íntimo del actor circulara hoy en las redes, el novio de Irina Baeva ha tomado el toro por los cuernos y pide ayuda a los medios. Esto fue exactamente lo que dijo.

Por Nuria Domenech
Diciembre 21, 2020
Anuncio

Un lunes difícil para Gabriel Soto, quien está envuelto en un nuevo escándalo muy desagradable. Después de que un video íntimo, en el que supuestamente aparecía solo y a la Zague, comenzara a circular hoy en las redes, el actor se ha visto obligado a hacer unas declaraciones al respecto y ha tomado el toro por los cuernos.

Tras volverse tendencia, el famoso actor apareció sereno y se dirigió con este mensaje a sus seguidores:

gabriel soto playa musculos
Credit: gabriel soto instagram

“Hola a todos, ¿cómo están? Bueno, pues qué les digo, una raya más al tigre. No voy a hablar mucho del tema, lo único que quiero decirles es que me siento muy vulnerable por la manera en la que se violó mi intimidad y dejar en claro que esto pasó hace muchos años”, aseveró.

“Me hago completamente responsable de este tema y quiero pedirles a mis amigos de los medios de comunicación todo su apoyo para tratar esto con el mayor cuidado, para garantizar el bienestar y la integridad de mis hijas y mi pareja”, especificó refiriéndose a las dos hermosas niñas que tuvo con su ex, Geraldine Bazán, y a su actual novia, Irina Baeva.

Irina Baeva Gabriel Soto
Credit: IG Irina Baeva

“Por su apoyo y comprensión, muchas gracias y cuídense mucho”.

Casi a la vez, el famoso histrión escribía: “Pues qué les digo… ¡Disfruten! Vaya violación de mi intimidad”, se quejó desde su red de Twitter.

Credit: Gabriel Soto Twitter

Los comentarios más dispares se sucedieron bajo el post, aunque fueron muchos los que le aconsejaron que denunciara: “Pero recuerda la Ley Olimpia por la que luchamos muchas de nosotras. Si sabes quién fue, lo puedes denunciar”, le advirtió una seguidora; “demanda a quien se lo mandaste y a quienes lo difunden. La gente necesita aprender”, escribía alguien más.

Irina Baeva Gabriel Soto
Credit: IG Irina Baeva

La Ley Olimpia se aprobó a primeros de este año en México y convirtió en delito el compartir material íntimo sin autorización para proteger tanto a mujeres como a hombres de esta terrible violación de la intimidad de las personas. Las víctimas de estos episodios sufren graves secuelas en su entorno familiar y profesional, llegando a afectar incluso a su salud mental.