Siempre prudente y respetuoso, el actor mexicano reaccionó así cuando le preguntaron sobre la separación de su exesposa y el galán argentino.

By Moisés González
August 15, 2019 12:49 PM

Gabriel Soto, quien tiene cerca de tres y millones y medio de seguidores solo en Instagram, se ha mostrado siempre muy cauteloso y respetuoso al hablar ante los medios de comunicación de temas relacionados con la madre de sus hijas y esta no iba a ser la excepción.

El galán mexicano, que ha encabezado exitosos melodramas de Televisa como Yo no creo en los hombres y Vino el amor, fue preguntado recientemente por un reportero del programa Hoy sobre la ruptura entre su exesposa Geraldine Bazán y el galán argentino Santiago Ramundo, quienes dieron a conocer la semana pasada que su historia de amor había llegado a su fin.

Carlos Tischler/Getty Images

Siempre correcto y caballeroso, el intérprete de 44 años prefirió pronunciarse sobre este tema ya que, como dejó claro, es un asunto ‘totalmente ajeno a mí’ y forma parte de ‘su vida privada’

“La verdad es que no tengo nada que comentar, la verdad es que es totalmente ajeno a mí y es su vida privada”, declaró Soto.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De lo que sí quiso hablar el también galán del melodrama Un refugio para el amor es de cómo se organizó con Geraldine para que ambos pudieran convivir este verano por separado con sus hijas.

“Ahorita se pactó así de estar la mitad de las vacaciones conmigo y la mitad de las vacaciones con su mamá, el problema es que ellas cuando regresan ya de sus vacaciones y del tiempo que le toca estar con su mamá pues yo me voy prácticamente toda la semana a Perú, entonces ya las veré cuando regrese, pero pues así estaba pactado, prácticamente un mes y un mes”, explicó el carismático galán de telenovelas, quien tiene a sus espaldas una impecable trayectoria artística de más de dos décadas que lo sitúa como uno de los actores más queridos de México.

En el terreno personal, Soto también vive una de las etapas más felices de su vida junto a la bella actriz de origen ruso Irina Baeva, de quien se declara profundamente enamorado.

No hay duda de que la vida le sonríe al actor.

Advertisement