Muy molesto por las duras críticas recibidas, el actor contó la emergencia por la que tuvo que salir de casa rápidamente.

Anuncio

Todos los ojos posan sobre Gabriel Soto estos días. El actor interrumpió su cuarentena para acudir a un centro comercial y fue captado por los flashes. Las críticas por salir de casa en estos tiempos tan delicados no se hicieron esperar y una vez más ha estado en el ojo del huracán.

Cansado de las fuertes acusaciones, Gabriel dio la cara en el programa Suelta la Sopa y se defendió de todo lo que se había dicho sobre él. Además, contó la emergencia que le obligó a salir de casa, a la que regresó inmediatamente tras resolver el asunto que traía entre manos.

El protagonista de Soltero con hijas explicó al colaborador del programa Lucho Borrego la verdad y señaló lo injusto que se estaba siendo con él.

“Me dice que él es una de las personas más cuidadosas con este tema desde que empezó, desde mucho tiempo atrás. Ese día tuvo un problema con su celular, el mecanismo que tiene para comunicarse con sus hijas”, explica el periodista después de hablar con Gabriel.

El actor fue a la tienda donde arreglaban teléfonos e inmediatamente se regresó a su casa. Negó rotundamente que se parara a comer en un restaurante tal y como se ha dicho. “Yo fue a lo que tenía que hacer y regresé a mi casa, es injusto”, le expresó a Lucho muy molesto.

Él y su novia Irina Baeva se encuentran respetando la cuarentena en su nidito de amor en Acapulco desde donde nos han dejado ver cómo pasan estos días. Siguen las medidas a rajatabla y no está dispuesto a que se juegue con algo tan grave.

Gabriel ha demostrado a través de sus redes una gran preocupación y compromiso con el tema del coronavirus que afecta a todo el mundo. Un motivo de fuerza mayor le hizo salir por un periodo corto de tiempo, nada más. Asunto más que aclarado.