La ausencia de dos personas importantes en la vida de Geraldine Bazán y Gabriel Soto durante la Primera Comunión de la hija de ambos, Elisa Marie, ha dado pie a una serie de especulaciones que ahora enfrenta el actor.

Por Carolina Amézquita Pino
Julio 19, 2019
Anuncio

Hace unas semanas se llevó a cabo la Primera Comunión de Elisa Marie, la primogénita de Geraldine Bazán y Gabriel Soto. En el evento no estuvo presente la actual novia del actor, Irina Baeva; ante ello, surgieron rumores que su exesposa había prohibido que asistiera a esta importante celebración familiar. Ahora, el protagonista de la telenovela Caer en tentación, negó por completo dichos comentarios.

“Para nada [que Geraldine Bazán prohibiera que Irina Baeva asistiera], para nada. Todo eso es mentira. No hubo ningún impedimento de ninguna de las partes”, aclaró Soto a los medios de comunicación. “Eso es total mentira. Repito, hay que tomar las cosas de quien vienen”.

Una de las grandes ausentes fue Rosalba Ortiz, madre de la intérprete de Verónica Romero en la telenovela Dueños del paraíso, eso desató otra polémica, debido a que se aseguró que el histrión en revancha a la inasistencia de su pareja, evitó que la abuela de las niñas estuviera en la reunión.

“En ningún momento me voy a oponer, ni me opondré jamás a que la abuela de mis hijas [Rosalba Ortiz] conviva con ellas. Ella tiene todo el derecho de estar con mis hijas, de verlas cuando quiera”, advirtió. “Y si no fue a la Primera Comunión, ahora sí, que desconozco la razón, pero ella estaba bienvenida. No hubo ningún impedimento de ninguna de las partes y jamás, jamás lo haría porque ella tiene todo el derecho como la abuela de mis hijas”.

Gabriel Soto dejó claro que fue un evento hermoso y como padres, él y Geraldine Bazán, solo quieren que sus hijas sean felices.

“Elisa estuvo feliz de la vida y fue un día muy importante para todos”, agregó, “Todo por el bienestar y por el bien de nuestras hijas”.