La parejita feliz sigue dando pistas de que su amor avanza a toda velocidad. Este ha sido el último detalle del actor con su amada. ¿Más cerca que nunca del compromiso?

Por Teresa Aranguez
Octubre 24, 2019
Anuncio

Da gusto verlos juntos. Gabriel Soto e Irina Baeva viven su amor como niños y así lo dejan ver en sus diferentes apariciones en público. El actor le ha gastado una traviesa broma a su chica y la ha compartido divertido en su perfil de Instagram, prueba de que ya no se esconden de nada ni les importa lo que se diga de ellos.

Su relación ya ha tomado la suficiente fuerza y forma como para no tener que estar dando explicaciones de sus vidas. Llama especialmente la atención la manera en que Gabriel se dirige a su chica en esta reciente publicación que da pistas de hacia dónde quieren encaminar su vida como pareja.

“Cuando paparazzeas a tu mujer saliendo del clóset jajajajajaja”, ha escrito el actor de 44 años. Por primera vez le escuchamos, mejor dicho, le leemos llamar “mujer” a su novia, a quien parece no necesita estar unido por unos documentos para considerarla como tal.

La pareja, que ya lleva más de un año de relación, vive en una auténtica luna de miel. Sus jugueteos en redes es uno de los muchos ejemplos. “No se vale jaaaa”, le respondió Irina de lo más divertida. Los tortolitos se han vuelto inseparables y no sólo por el amor que se tienen sino también en el terreno profesional.

Esta semana ambos acudían a la presentación en los medios de Soltero con hijas, la nueva serie de Televisa que se estrenará el próximo 28 de octubre por el canal de Las Estrellas. Una razón que les hace compartir más tiempo y cosas en común y con la que están encantados de la vida.

Irina es además el gran apoyo de Gabriel en sus otras aspiraciones profesionales. El actor, aficionado al boxeo, también se dedica a esta faceta promocionando nuevas caras de este deporte. Su chica, siempre a su lado, celebraba con él otro de sus triunfos en el ring con su equipo esta semana, una foto entrañable donde la sonrisa y el amor son los grandes protagonistas.