Todo parece indicar que no hay forma de salvar la relación de Frida Sofía con su madre Alejandra Guzmán, según aseguró su abuelo Enrique Guzmán.

Anuncio

El distanciamiento entre Frida Sofía y la familia Guzmán parece ser definitivo, si bien los conflictos habían alejado a la modelo de su madre, la declaración acusando a su abuelo Enrique Guzmán de haberla tocado de manera inapropiada cuando era una niña ha ocasionado la debacle total. La guerra de declaraciones contra cada uno de los involucrados no cesan y ahora el cantante asegura que para él y su hija Alejandra Guzmán la joven está muerta. "Para mí ella [Frida Sofía] terminó de vivir y para su mamá también", advirtió al programa de televisión mexicano Ventaneando (TV Azteca).

Incluso, el intérprete de "Tu cabeza en mi hombro" dio a conocer que ante esta ruptura su hija había decidido cambiar su testamento y sacar a la modelo. Ahora, la fortuna de la cantante quedará en manos de su sobrino menor Apolo, hijo de Luis Enrique Guzmán, de quien, además, es madrina de bautizo.

"Alejandra la sacó [a Frida Sofía] del testamento porque era muy cómodo seguir golpeando a la mujer con la que iba a vivir el resto de su vida", reveló. "Y no quiso saber más y dijo 'va para afuera'.  ¿Qué va a hacer con su herencia, no sé. Conmigo no cuenta, pero tengo un nieto al que adora y creo que es al que le puso su testamento a su nombre. Apolo".

Enrique Guzman, Frida Sofia, Alejandra Guzman
Credit: Mezcalent.com (2); Alexander Tamargo/Getty Images

Por su parte, Frida Sofía había reaccionado con anterioridad al anuncio del retiro de la herencia por parte de Alejandra Guzmán, dejando claro que "no necesito estar de buitre esperando que se mueran para recibir dinero".