La casa subastadora Sotheby's ofrecerá una obra de la pintora mexicana que no se ha visto en el mercado por más de 30 años.

Anuncio

La incomparable historia y talento de la legendaria artista mexicana Frida Kahlo la han llevado a construir un extraordinario legado admirado alrededor del mundo.  Ahora, alguno de los acaudalados coleccionistas de su obra podrá hacerse de uno de sus cuadros más significativos y de paso romper algunos récords de ventas.

La casa de subastas Sotheby's anunció que pondrá a la venta un autorretrato de la pintora, empezando las apuestas en $30 millones, un récord no sólo para la artista, sino para el arte latinoamericano, según la agencia de noticias Associated Press.

La obra, retrata a Frida con lágrimas en los ojos y el rostro de su amor —y tormento— Diego Rivera, pintado en su frente, bajo el título "Diego y yo". Se trata, aparentemente, del último autorretrato de busto de la artista, completado unos años antes de su muerte.

Esta pieza encabezará la venta de arte moderno que llevará a cabo la casa de subastas en Nueva York, el próximo mes de noviembre. De venderse al precio inicial, se romperá el récord establecido por la artista con su obra "Dos desnudos en el bosque (la tierra misma)" en mayo del 2016, la cual se vendió en 8 millones de dólares en la subasta de Arte Impresionista y Moderno de Christie's.

De acuerdo a la subastadora, esta es la primera vez que el cuadro resurge en el mercado en más de 30 años, mostrando a la artista en su estado más vulnerable.

"Aquí [en el retrato], su cabello suelto (generalmente con trenzas apretadas), casi parece estrangularla. Tiene las mejillas enrojecidas y una mirada intensa y llorosa", detalló la casa subastadora a través de un comunicado. "La pintura captura una inquietud y angustia interna, reflejada conmovedoramente en tres lágrimas que brotan de sus ojos evocando a Nuestra Señora de los Dolores, una imagen icónica en la historia del arte occidental".

Antes de ser subastada, la pintura viajará por Hong Kong y Londres, para luego ser exhibida en Nueva York, previo a su venta.

Siendo fanática de su compatriota, ¿será que Salma Hayek ayuda a imponer este nuevo récord, derrochando parte de su fortuna? Está por verse.