Tras cancelar su boda religiosa en Italia debido a la pandemia, Francisca y su esposo Francesco Zampogna se darán el sí en República Dominicana
Anuncio
Francisca y Francesco
Credit: Foto: Enrique Flores; Maquillaje: Miguel Ángel Pérez; Estilista: Carlos Martínez

Tras superar el revés de que la pandemia truncara hace dos años sus planes de darse el sí frente a Dios en un castillo de la Toscana italiana, Francisca Lachapel y su esposo Francesco Zampogna hoy están más que decididos a cumplir ese sueño este 2022. 

"Nos casaremos por la Iglesia", dice orgullosa la dominicana. "Mi esposo es italiano, ese tipo de cosas son muy importantes para él, para su familia, para mí. Y ahora llega [nuestro hijo] Gennaro, pues surge más la necesidad, es el momento de hacerlo ahora. Más tarde nuestro niño cumple un año y ya empieza otro tipo de celebraciones que el foco será él".

¿El lugar? "De Italia nos vamos a República Dominicana", desvela orgullosa la presentadora de Despierta América (Univision).  "Es mi tierra, es muy especial, gran parte de mi familia [estará] y es mucho más fácil de mi lado casarme en Dominicana, es la tierra que me vio nacer, donde hay mucha gente que me quiere y me adora. Dios [hizo] que el lugar donde me casara fuera mi tierra".

Rodeados de amigos y familiares, Francisca por fin cerrará uno de los ciclos más importantes de su vida. "Sí tenemos la bendición de Dios", acota. "Pero queremos que sea de una manera más oficial. Estamos muy emocionados".

Su madre, Divina Montero no se queda atrás. "Mi mamá está muy contenta y me está preguntando a quiénes del barrio voy a invitar", cuenta con tremenda carcajada Francisca. "A mí me encantaría invitar al mundo entero o a todo el que quiera. Estamos hasta discutiendo por eso, pero son muchas cosas, cuestiones de espacio, ya estoy trabajando todo. Ella está feliz".

De hecho, la artista ya contrató a la agencia dominicana Difiore, que la ayudará a que su unión sea digna de un cuento de hadas. "Son los mejores de República Dominicana, es un negocio de familia, lo empezó la mamá", adelanta Francisca, quien eso sí, aún no quiere probarse ningún vestido de novia. " Me tengo que poner en forma, estoy planeando cambiarme unas cuantas veces. No tengo el vestido diseñado. No me he tomado medidas y nada, estoy tratando de que mi cuerpo se ajuste un poquito para que el vestido se adapte a mi nueva forma".

De esa nueva vida y su próxima boda en su bella Dominicana, Francisca habló en exclusiva con People en español. ¡Vivan los novios!

Mucha gente dirá: 'Pero Francisca ya se casó, ¿por qué está haciendo otra boda?

Lo que pasa es que esta es una ceremonia muy especial porque es una ceremonia por la Iglesia, es una ceremonia para nosotros, para mi esposo es muy importante esa presentación, tener la bendición de Dios para nuestra unión. Sí, tenemos la bendición de Dios, pero queremos que sea de una manera más oficial. Estamos muy emocionados.

Sí, Francesco y yo estamos casados, nos casamos el 31 de diciembre del 2019 y la boda que hicimos fue una boda muy pequeña, con la familia de Francesco, sus hermanos, mi mamá, una amiga mía y yo. La hicimos pequeña porque esa vida civil era necesaria para nuestro casamiento en Italia, que sería en junio del 2020, pero ya pasó lo que todo el mundo sabe, fue la pandemia y arruinó todos los planes. Por eso nunca compartí la noticia, era parte de todo el protocolo a seguir en nuestra boda en Italia para casarse por la iglesia allá.

La pandemia nos agarró casados, pero la boda [religiosa] ya no se hizo en Italia. Nos íbamos a casar en un pueblo de la Toscana, iba a ser una boda de ensueño en un castillo. Era la boda de la Cenicienta, pero Dios siempre planes mejores para uno.

Yo siempre voy con la corriente, Dios me ha traído tan lejos que no cuestiono ningún camino al que Él me lleva, donde sea que Él me ponga, por más turbulento que sea el principio, siempre voy a estar bien.

Francisca y Francesco
Credit: Foto: Enrique Flores; Maquillaje: Miguel Ángel Pérez; Estilista: Carlos Martínez

¿Cómo fue que deciden casarse entonces?

Sí, nos casaremos por la Iglesia. Mi esposo es italiano, ese tipo de cosas son muy importantes para él, para su familia, para mí. Él siempre ha querido casarse por la Iglesia, son personas que son muy por la ley, en lo correcto y a mí me encanta. Y ahora llega Gennaro, pues surge más la necesidad, es el momento de hacerlo ahora. Más tarde nuestro niño cumple un año y ya empieza otro tipo de celebraciones que el foco será él.

Si lo seguimos dejando para después, nunca iba a pasar, nunca lo íbamos a hacer. Para nosotros es una forma de completar ese ciclo y la cereza del pastel es Gennaro. No se va a acordar porque es muy pequeño, pero por parte de nosotros va a ver fotos, recuerdos y verá que él estuvo presente.

Y será en Dominicana...

Nos vamos a casar en República Dominicana. De Italia nos vamos a Dominicana. La familia de Francesco viene de Italia. Es mi tierra, es muy especial, gran parte de mi familia [estará] y es mucho más fácil de mi lado casarme en Dominicana, es la tierra que me vio nacer, donde hay mucha gente que me quiere y me adora. Dios [hizo] que el lugar donde me casara fuera mi tierra. Tenemos la idea de hacer algo muy bonita con amigos.

¿Cómo vas con el vestido?

Me tengo que poner en forma, estoy planeando cambiarme unas cuantas veces. No tengo el vestido diseñado. No me he tomado medidas y nada, estoy tratando de que mi cuerpo se ajuste un poquito para que el vestido se adapte a mi nueva forma. Sé que va a quedar espectacular.

Lo que me hace mucha ilusión es que va a estar mi gente querida. Creo que allá mi pueblo estará representando mi lado, con tanto orgullo. Creo que siendo allá la boda, se van a sentir cerquita y que son parte. Eso me hace muy feliz.

Francisca y Francesco
Credit: Foto: Enrique Flores; Maquillaje: Miguel Ángel Pérez; Estilista: Carlos Martínez

¿Cómo defines este momento en tu vida?

Estoy en un momento de vida muy bonito porque han pasado muchas bendiciones hermosas, tengo la familia que siempre soñé, me llegó mi regalito lindo que es Gennaro, que él sea parte y testigo del amor que existe entre sus papás es una bendición muy grande para nosotros.

¿Qué te dijo tu mamá?

Mi mamá está muy contenta y me está preguntando a quiénes del barrio voy a invitar (risas). A mí me encantaría invitar al mundo entero o a todo el que quiera. Mi mamá estamos hasta discutiendo por eso, pero son muchas cosas, cuestiones de espacio, ya estoy trabajando todo con ella. Ella está feliz.

¿Quién organizará tu boda?

Son los mejores de República Dominicana, es un negocio de familia, lo empezó la mamá. Se llama Difiore y hacen este tipo de bodas espectaculares en Dominicana y también en Estados Unidos.