El éxito sonríe a la presentadora dominicana tanto en el terreno profesional como en el personal. ¡Y nos los cuenta en esta entrevista exclusiva donde hace balance de su carrera y se enfrenta a su yo del pasado!

By Moisés González
January 09, 2019 08:58 AM

Mucho ha cambiado la vida de Francisca Lachapel desde que en 2015 se alzara con la corona de Nuestra Belleza Latina y entrara a formar parte del equipo de presentadores del exitoso matutino de Univision Despierta América. Han sido tres años intensos, pero de mucho crecimiento. Tres años en los que la presentadora ha logrado cumplir muchos de los sueños que tenía aquella risueña niña que jugaba frente al espejo de su casa en el modesto pueblo de Azua de Compostela, en República Dominicana, a imitar a las protagonistas de sus telenovelas favoritas. La misma niña que soñaba con salir de la pobreza y darle un futuro mejor a los suyos. Esa niña que, a pesar de las dificultades que le puso la vida, nunca se rindió y que hoy, a sus 29 años, se encuentra viviendo una de las etapas más dulces de su vida, tanto profesional como personalmente. Justo con esa Francisca que sigue conservando la misma humildad de siempre, pero ahora mucho más fuerte y valiente, nos encontramos en esta entrevista exclusiva para People en Español en la que Lachapel hace balance de estos tres años en los que su mundo ha dado un giro de 180 grados y se enfrenta a su yo del pasado.

Tres años ya en Despierta América, el tiempo ha pasado volando, ¿verdad?
Sí, me parece mentira que hayan pasado tan rápido ya tres años que estoy en Despierta América, en la casa más maravillosa, más querida de la televisión hispana. Me siento afortunada, bendecida de poder tener tres años manteniéndome en contacto con el público, de estar ahí en ese lugar donde se me han abierto las puertas, donde me han permitido crecer, donde he podido estar rodeada de profesionales maravillosos que me permiten aprender todos los días. Han sido tres años muy intensos, pero han sido tres años también muy hermosos y cargados de aprendizaje, tanto profesional como emocionalmente.

Imagina que la Francisca que iniciaba en 2015 esta nueva etapa se reencontrara con la Francisca actual, ¿qué crees que le diría?
Le diría Francisquita, todas las lágrimas, todo el sufrimiento, toda esa soledad que atravesaste cuando estabas en la ciudad de Nueva York solamente anhelando cosas, soñando cosas al final valieron la pena. Gracias por haber tenido la fortaleza de aguantar, de no tirar la toalla nunca y de empujar y luchar hasta traerme hasta este momento que es el momento más hermoso de toda mi vida. No estábamos sufriendo Francisca, estábamos aprendiendo y preparándonos para recibir.

Supongamos que están las dos Franciscas frente a frente, ¿qué tanto crees que se parecerían y qué las diferenciaría?
En esencia son la misma. Sigue siendo la misma Francisca que sueña, sigue siendo la misma niña humilde de ese pueblo de la República Dominicana llamado Azua de Compostela. Creo que la diferencia es que la Francisca de ahora sí reconoce que es una mujer valiente. La Francisca de ahora tiene más conciencia de sus emociones y puede manejarlas más y creo que ahora tiene menos miedo y más paciencia. En eso creo que se diferencian.

Francisca Lachapel, en el mejor momento de su vida.
Mezcalent

Imaginemos que tienes un álbum de fotos en el que has ido guardado los momentos más especiales que has vivido en Despierta América a lo largo de estos tres años, ¿qué momentos no podrían faltar en ese álbum?
Todos los momentos que he vivido en Despierta América han sido especiales e inolvidables. Todos. Cada día que he estado allí ha sido de una gran suma para mí, pero obviamente no puedo olvidar el momento cuando se anunció que me quedaría en el programa; no puedo olvidar el momento que mi mamá vino, que estuvo presente en el show, que fue su entrada triunfal a los Estados Unidos; no puedo olvidar el momento en que conocí a Will Smith, un hombre que a través de sus charlas motivacionales por Internet me ayudó muchísimo en mis momentos de oscuridad; no puedo olvidarme de los anuncios que he hecho cuando he tenido participaciones importantes como la conducción de Premios Juventud; no puedo olvidar… Es que todos los momentos en Despierta América han tenido un toque de magia y yo solamente estoy muy agradecida.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Estás próxima a cumplir 30 años, ¿cómo afrontas esta nueva etapa en tu vida?
Al principio me preocupaba porque era como ‘caramba, 30, ya no eres una niña y hay muchas cosas que no te pueden afectar porque ya te ven como una mujer’, eres como oficialmente una mujer. Pero no, me gusta mucho. Creo que acercarte a los 30 te da mucha seguridad y más que nada en este punto estoy ansiosa de ver a la Francisca de 30 años. Lo que puedo decir es que yo siempre decía que a los 30 quería ser una mujer que donde pise pese. Y creo que voy bien porque de verdad te lo digo siento como una tranquilidad, siento como una madurez, una paciencia que antes no tenía. Como que acercándose uno a los 30 las cosas se van poniendo más claras en la vida.

¿Qué planes te quedan aún por cumplir?
Me quedan muchos planes todavía por cumplir. Quiero hacer películas, quiero hacer novelas, quiero hacer más conducción en la televisión y por supuesto sería todo perfecto si pudiera lograr pronto hacer mi familia. Quiero tener tres niñas hermosas, siempre lo he dicho. Sigo siendo la misma Francisca soñadora y bueno abierta como siempre digo con mis alitas bien puestas para volar.

Advertisement


EDIT POST