Fiona Palomo sigue los pasos de su padre Eduardo Palomo y debuta en el cine mexicano.
Anuncio

Cuando Eduardo Palomo falleció, el 6 de noviembre de 2003, dejó dos hijos, Fiona y Luca, a quien concibió durante su matrimonio con Carina Ricco. Ambos jóvenes han mostrado interés por el mundo artístico. Ahora, la primera debuta en cine y en plan estelar al lado de Mauricio Ochmann en la película ¡Qué despadre!. "Si [fue mi debut]. Muy emocionante verla en pantalla grande", mencionó al programa mexicano de televisión De primera mano (Imagen TV).

"Ojalá [tenga] mucho trabajo más; creo que va despegando muy bonito", agregó. "Estoy muy emocionada porque el cine siempre ha sido mi sueño y verlo ahí [en cine] me puso la piel chinita".

La chica reconoció que trabajar al lado de Mauricio Ochmann fue una gran experiencia y "le aprendí mucho" durante toda la filmación. También reveló que su amor por la actuación comenzó siendo muy pequeña y poco a poco la fue desarrollando hasta lograr esta gran oportunidad. "Creo que somos seres, almas, como le queramos decir. Es algo que puedes traer como ser porque, desde chiquitita, tenía como dos años, veía cine en blanco y negro. Y me clavaba horas, y era repetirlo. Luego me ponía disfraces", reveló.

Carina Ricco, Eduardo Palomo y Fiona
Carina Ricco, Eduardo Palomo y Fiona
| Credit: Mezcalent (x2); Instagram Fiona Palomo

Respecto a su padre Eduardo Palomo, Fiona agradece a quienes lo conocieron porque le han revelado cosas que desconocía y han sido para bien. "Sabía el calibre que eran mamá y papá", advirtió.

"Es muy bonito porque todas las personas que me platican de [mi padre] siempre tienen algo bonito que contar; entonces, es como seguir aprendiendo de él y conociéndolo a través de la gente que dice cosas muy bonitas".

Fiona Palomo cada día está logrando más oportunidades profesionales."Tengo otra película y ahí van las cosas, muy bonitas". De momento, está promocionando ¡Qué despadre! que se estrena esta en México.