Totalmente recuperado, el prestigioso periodista compartió con su colega Viviana Gibelli la razón por la que tuvo que ser ingresado de urgencia el año pasado. "Me salvé de milagro".
Anuncio

Es una de las caras más reconocidas de la noticia. Su forma tan especial y única de contarlas ha hecho que Fernando del Rincón sea uno de los periodistas más respetados y reconocidos del medio audiovisual.

Lo normal es que sea él quien acerque a la audiencia a los hechos del día a día en el mundo. Pero, en esta ocasión, fue él quien se convirtió en el entrevistado gracias a su colega de profesión Viviana Gibelli.

La conductora venezolana le invitó a su canal de Youtube para compartir una entrañable charla llena de complicidad y anécdotas.

Por primera vez, el conductor de CNN dio detalles de lo que le pasó exactamente el año pasado cuando tuvo que ser ingresado de urgencias.

"Me salvé de milagro porque se me perforó el intestino. Se hizo un agujero", explicó el comunicador de 51 años. Una condición que pudo haberle costado la vida si no se hubiese intervenido a tiempo.

Es lo que se conoce como diverticulitis y se da cuando uno de los intestinos revienta y llena el interior de heces, momento en el que ya hay poco más que hacer. "De milagro no salieron esas fecales, no me dio septicemia y me pude haber muerto, me dijeron: 'te salvaste de milagro'", recuerda.

Después de 6 semanas de antibióticos y cuidados, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para cortar ese pedazo de intestino y ponerlo todo en su sitio. "Estoy como nuevo", añadió el conductor de Conclusiones (CNN). "Me cambió la vida, hoy soy otro."

Cuando todo sucedió Fernando prefirió no hablar al respecto al tratarse de un tema no solo muy delicado, sino también muy personal. Hoy todo ha quedado aclarado y, sobre todo, descartado que se tratara de cáncer, del que aseguró estar totalmente "limpio".

Unido sentimentalmente desde hace más de una década a la actriz, modelo y empresaria Julie Giliberti, Fernando también goza de muy buena salud en el terreno del amor. ¿Conclusión? Siempre es un placer verle y escucharle ya sea en su famoso programa o como invitado de otro show.