La mamá primeriza que tanto sufrió por una grave complicación posparto, compartió un significativo mensaje y las reacciones de los famosos no se hicieron esperar...

Anuncio

Fernanda Castillo jamás imaginó, después de regresar a casa emocionada junto a su bebé recién nacido, los días terribles que le esperaban a la vuelta de la esquina. El pasado once de enero, después de haber sido ingresada de urgencia, estuvo a punto estuvo de perder la vida y pasó varios días en terapia intensiva a causa de complicaciones posparto.

Así lo expresó en sus redes:

"El pasado lunes tuve que ser hospitalizada de urgencia por una severa complicación tardía de mi post parto. Fue una semana muy difícil pero hoy estoy bien, en casa y con mi familia. Gracias a Dios", escribió agradeciendo después a sus seres queridos y al equipo médico que le atendió.

Hoy, una semana después, la querida actriz eligió un sobrio retrato en blanco y negro con la mirada triste y mirando al frente, bajo el que escribió un significativo y valiente: "¡Hacia adelante!"

Sus fans se volcaron en dejarle numerosos mensajes de cariño y muchos de sus célebres amigos quisieron dejar constancia de su presencia.

Angelique Boyer, quien es una de sus mejores amigas, le escribió: "¡Con todo, Fer! ¡Tu fuerza es increíble y lo mejor está por venir!" y su pareja, Sebastián Rulli, también quiso animar a la actriz: "¡Claro que sí! ¡Animo hermanita! Estarás al cien por cien muy pronto, ¡te amamos!"

Estas fueron las palabras elegidas para la mamá primeriza por su compañero de Enemigo Intimo, Raúl Méndez: "Mira hacia delante con fe, mira hacia arriba, no hay límites, mira hacia abajo solo para mantener tus pasos firmes en Dios".

"¡Venga Fer!", le espetó cariñoso el actor Mauricio Ochmann, mientras que su ex, Aislinn Derbez comentó: "Una guerrera hermosa".

Maite Perroni le recordó: "Te adoro Fer. Sólo hacia delante, como siempre lo has hecho, admiro tu fuerza, tu entrega, tu amor, tu entereza y sólo lo mejor está ahí para ti".

Infinidad de celebridades continúan dejando sus palabras de aliento en su muro... ¡Mucha fuerza, Fernanda!