Raffaella Carrà padecía una enfermedad que "atacaba su cuerpo, tan diminuto pero tan lleno de energía desbordante", dijo su pareja.

Anuncio

La icónica cantante y actriz italiana Raffaella Carrà, muy popular en América Latina y España en la década de los setenta y ochenta, murió este lunes a los 78 años de una enfermedad que la familia había mantenido en secreto, por lo que su inesperada partida ha tomado a todos por sorpresa.

"Raffaella nos ha dejado. Se fue a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre", declaró a la agencia italiana Ansa Sergio Japino, quien fuera su pareja desde hace años.

Carra
Credit: Massimo Insabato/Archivio Massimo Insabato/Mondadori Portfolio via Getty Images

Según Japino, la enfermedad "desde hace algún tiempo, atacaba su cuerpo, tan diminuto pero tan lleno de energía desbordante".

En sus declaraciones, su compañero describe a Carrà como una mujer con "una fuerza imparable, que la impuso en la cima del sistema estelar mundial, y una voluntad de hierro que nunca la abandonó hasta el final, asegurándose de que nada de su profundo sufrimiento se filtrara. Otro gesto más de amor hacia su público y hacia quienes compartían su afecto, para que su calvario personal no perturbara su brillante recuerdo".

Carrà falleció a las 16.20 de este lunes, y hasta el momento se desconocen detalles de la enfermedad y de si se celebrarán funerales. Sí se supo que, como una de sus últimas voluntades, la cantante pidió un simple ataúd de madera sin pulir y una urna para contener sus cenizas.

Raffaella Carrà singing in Pronto, Raffaella?
Credit: Giorgio Ambrosi/Mondadori via Getty Images

Raffaella Maria Roberta Pelloni -su verdadero nombre- nació en Bolonia en el año 1943. La cantante decidió acompañar su nombre del apellido Carrà por el pintor futurista Carlo Carrà.

Su carrera en el mundo del arte comenzó desde muy temprano, cuando a los 10 años se trasladó a Roma a tomar clases de danza clásica. A los 15 años matriculó en el Centro Sperimentale de Cinematografía, y con 20 llegó a Barcelona con la compañía de teatro Giulio Bosetti.

Aunque debutó en el cine, Carrà causó sensación en la televisión, por sus dotes de cantante, bailarina y presentadora.

Su éxito en España e Iberoamérica llega en 1976 luego de grabar para Televisión Española cuatro programas titulados La hora de... De 1993 a 1994 también tuvo en TVE su popular espacio A las 8 con Rafaella.

Entre las películas que protagonizó se encuentran La lunga notte del 43, Ulisse contro Ercole, I compagni, Il terrorista, El expreso de Von Ryan, La Celestina, Déjame con amor y Nosotras las invencibles.

Raffaella Carra
Credit: Giorgio Ambrosi/Mondadori via Getty Images

De sus canciones más escuchadas nos quedan los recuerdos de Male, Rumore, En el amor todo es empezar y Caliente caliente.

Carrà es conocida, además, por simbolizar toda una ideología de aperturas y libertades. En el World Pride de Madrid en el 2017, fue elegida Icono Gay Mundial. En 1984, recibió el premio de "estrella musical de Europa".

En los últimos tiempos, con la pandemia de coronavirus, la cantante y actriz se mantenía encerrada, tal como dejó saber durante su última entrevista con el Corriere della Sera: "No salgo y así este 2020 se ha convertido en un año sabático. El 31 de diciembre se debe romperlo todo. Lo haré en mi terraza, a costa de llamar al albañil el día después", contó.

Este 5 de julio muchos lamentan su partida. Algunos famosos como Laura Pausini, Raphael o Marco Zunino han enviado emotivos mensajes de condolencia.

"Fuiste, Eres, siempre serás la reina. Para mi, para el mundo entero", escribió Pausini en su cuenta de Twitter.

"Hoy se nos fue una artista y una mujer grande, grande. Maravillosa", expresó Raphael en Twitter. "Una de mis más grandes amigas de casi toda la vida. ¡Desde ahora estarás por siempre en mi mente y en mi corazón queridísima Raffaella!"

Todos sus fans alrededor del mundo, donde la cantante y actriz dejó huella, la recuerdan y agradecen tanta música, tanto entretenimiento y tanta dedicación.