Fabiola Campomanes sorprende nuevamente al dar a conocer una situación personal que vivió hace tiempo y que ahora ha logrado superar. Asegura que se siente satisfecha con todas sus experiencias.

Por Carolina Amézquita Pino
Enero 24, 2020
Anuncio

A partir del incidente ocurrido con su última pareja sentimental, Fabiola Campomanes se ha sincerado públicamente sobre los problemas que ha tenido a lo largo de su vida; incluso, tiene un canal de YouTube para abordar los diversos conflictos por lo que atraviesa un ser humano. Ahora, la actriz también dio a conocer que fue presa de la drogadicción en algún momento.

“Creo que las drogas están y han estado siempre”, confesó Campomanes al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “En mi caso y en mi vida, las drogas siempre estuvieron presentes desde hace mucho tiempo”.

La intérprete de Irene Valdez en la telenovela La reina soy yo, quiso dejar claro que su consumo de estupefacientes no está relacionado con su incursión en el medio artístico; asegura que ocurrió antes de comenzar su camino para convertirse en histrión.

“No estoy diciendo que las drogas estuvieron en mi vida a través o que las las descubrí , las viví, en este medio porque yo no todavía no era actriz”, advirtió. “Mi primer acercamiento hacia las drogas no fue cuando era actriz o cuando estaba estudiando actuación”.

La actriz está tranquila de haber dejado en el pasado esta adicción y no tiene culpa alguna; por el contrario, asegura sentirse bien con todas las experiencias que ha tenido a lo largo de su existencia.

“He vivido una vida plena donde me he enfrentado a muchas adversidades y muchas situaciones, pero he sido una mujer muy feliz con cada año que ha pasado, con las decisiones que he tomado”, mencionó. “Los errores, yo no les llamo errores sino lecciones, entonces para mí todas estas lecciones [le han ayudado]. Estoy satisfecha”.

Fabiola Campomanes se confesó feliz por el compromiso matrimonial de su amiga Montserrat Oliver.

“Celebro el amor y el amor de la gente que quiero más”, concluyó.