El actor Fabián Ríos toma con humor los días que ha tenido que quedarse en casa debido al coronavirus.

Por Isis Sauceda / LA
Marzo 18, 2020
Anuncio

Fabián Ríos se toma muy en serio las indicaciones gubernamentales sobre el coronavirus, pero eso no quita que no quiera aportar un poco de humor a la situación.

El actor aprovecha su estadía en casa para pasar tiempo con su familia, sobretodo con sus hijos, Lucíay David, que lo mantienen ocupado y divertido. Pero también ha tenido tiempo para pensar en otras cosas y de ahí este consejo que les da a los hombres infieles.

“En este tiempo de coronavirus, a todos los hombres que tienen amantes, que las dejen porque les va a salir bien costoso. Tienen que llevar mercado a su propia familia y también a sus amantes, les va a salir sumamente costoso, sobretodo cuando la única comunicación es por FaceTime”, bromeó el actor.

“Para que se ahorren aruñetazos de sus esposas mejor acaben con todas esas cosas que tienen mal, más bien se dediquen a ser hombres de verdad”, agregó.

Broma aparte, Ríos espera retomar las grabaciones esta semana de su nuevo proyecto titulado 100 días para enamorarse, que se estrenará por Telemundo.

“Es una historia real, de una familia real que pasan todos estos problemas en cualquier familia. No hay narcotráfico, no hay casos de política, ni nada de esas cosas terribles y feas que ya estamos saturados, aceptar una comedia como esta es darme la oportunidad de hacer reír, llorar y sobretodo hacer vibrar a las familias latinas en los Estados Unidos”, comentó.

Con su personaje Iván Acosta, el actor estará como pez en el agua, ya que confiesa que en algún momento de su vida — y antes de casarse en la vida real — tuvo un amor como el que va a desear Iván, además utilizará sus vivencias como padre para hacer más creíble a su personaje.

“La relación que tengo con Lucía, la estoy inyectando a Iván Acosta con la relación que tiene con su hija Verónica”, adelantó. “La relación con mi hija es una maravillosa. Ella es mi confidente y yo también para ella. Ella tiene suma confianza en mí y yo en ella y eso mismo estoy inyectando en la vida fantasiosa de [la novela]”.

En la vida real, está al pendiente de todo lo que se vide debido a la pandemia por lo que prefiere ver el lado positivo de la situación.

“Si tu le ves el lado positivo [al aislamiento por coronavirus], es la oportunidad que Dios nos está dando de unirnos como familia y de ver qué es lo mal que nosotros estamos haciendo allá fuera y redireccionar, arreglar”, dijo.

“Se va a ir dejándonos una familia totalmente restaurada, sana y alimentada con amor, si lo vemos desde ese punto de vista [positivo]. Así lo estoy viviendo yo en mi casa. El poco tiempo [libre] lo vivimos como si fuera un año”, agregó.