Después de un tiempo en silencio, la actriz argentina ha contado detalles sobre su separación del protagonista de El Dragón y si finalmente arreglaron sus problemas legales por el bien de su hijo.

By Teresa Aranguez
October 11, 2019 08:20 AM

Aunque hoy en día parece imposible imaginarse a Sebastián Rulli con otra mujer que no sea Angelique Boyer por el nivel de amor y unión de la feliz pareja, lo cierto es que el actor estuvo casado. Su exmujer, Cecilia Galliano, ha hablado de aquella relación y de su doloroso divorcio en una de sus entrevistas más íntimas.

La encargada de dirigir esa conversación ha sido Lourdes Stephen quien a través de su canal de Youtube ha compartido unas jugosas declaraciones de la bella actriz y modelo argentina. “Yo creo que nos quisimos mucho pero no sé si éramos el uno para el otro”, ha confesado sincera.

La pareja estuvo unida cuatro años hasta que en 2011 decidieron poner punto y final a una relación que no iba para ningún lado. Con la madurez que dan los años reconoce que hay cosas que habría hecho de otra forma. “A lo mejor hoy que tengo muchos más años balancearía mucho más el darle tiempo a tu pareja. Dale tiempo a tu pareja, los niños no es todo”, acepta con naturalidad.

La actriz de 38 años también reconoce que ambos trabajaban mucho y que eso tampoco ayudó demasiado a construir una relación fuerte. Eso sumado a la llegada repentina de la fama hizo que lo suyo estuviese destinado al fracaso. “Nosotros nos conocimos sin estar en televisión y fuimos creciendo juntos. Yo conocí a un Sebastián normal y de repente los dos éramos una Afrodita y un Sebastián Rulli en una edad que te puede distraer, te puede cambiar o puedes creer cosas que no son”, explica .

Mezcalent

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De su amor les quedó un hijo maravilloso de 9 años llamado Santiago por quien ambos han dado su vida. Pero nada más. Su relación actual es “cordial” por el bien del niño pero nula en cualquier otro aspecto. “Hoy es una persona que es el papá de mi hijo. Yo siempre tuve claro que los derechos de mi hijo no pasaban dentro de nuestras peleas, entonces él siempre lo vio”, aclara.

Lo que pasó, pasó, ambos han rehecho sus vidas y esas experiencias del pasado es lo que le han servido para ser la mujer que es hoy en día, entregada a su pequeño, y a Valentina, su hija mayor, toda una belleza, como su mami.

Advertisement