La reportera de El gordo y la flaca no pierde la esperanza de ver recuperada a su hermana después de la fatídica liposucción que casi le cuesta la vida, aunque reconoce que viven momentos muy díficiles.

Por Nuria Domenech
Octubre 31, 2020
Anuncio

Gelena Solano tomó sus redes el pasado mes de agosto para contar el dramático momento que estaba viviendo su familia. Su hermana pequeña, Stephanie, estaba al borde la muerte después de haberse sometido a una sencilla lipoescultura en Miami y haber sufrido un infarto en la mesa de operaciones.

La reportera de El gordo y la flaca pedía oraciones a sus seguidores porque aunque los médicos lograron salvarle la vida, había estado varios minutos sin oxígeno y después entró en coma.

Después de tres largas semanas, así anunció Gelena que su hermana, quien tiene 32 años, había despertado finalmente del coma:

“Millones de Gracias primero a Dios, y una vez más a cada uno de ustedes por sus oraciones. Estos días no han sido fáciles... Todavía hay un camino muy grande y difícil que recorrer, ya que mi hermana tendrá que estar en rehabilitación por un tiempo indefinido, pero Dios es grande y ésta es una muestra de que los milagros existen y que nunca podemos perder la fe”, dijo entre otras cosas.

Hoy, Gelena Solano conversó en exclusiva para People en Español mientras esperaba en el auto a su papá, quien estaba visitando a Stephanie.

Credit: IG Gelena Solano

“Estoy esperando a mi papá. Papi ya llegó de la Republica Dominicana, vino directamente a ver a Stephanita, yo estoy adentro del carro de mi papá en un parqueo, porque nada más aceptan una visita por día en el centro de rehabilitación, acuérdense que yo les había mencionado en una oportunidad que ya le hicieron el transfer desde Miami a aquí, a la ciudad de Nueva York”, recordó.

En cuanto al estado de salud actual de su hermana, Gelena nos contó que “Stephanie se acuerda de todo, habla de todo, tiene una conversación normal, come muchísimo, está tranquila, está haciendo ejercicio, la tienen en terapia... Esto es un proceso largo y fuerte a la misma vez”.

Gelena Solano

“Este año ha sido un año muy intenso, muy raro para cada uno de nosotros, especialmente para nuestra familia por la situación de Stephanie” y añadió: “Estamos más unidos que nunca. Yo sé que Stephanie va a salir bien de esta”.

También aseguró que “ella misma contará su historia, yo espero que sí, yo sé que si, cuando ella esté bien, cuando se sienta bien para hablar del tema".

Mientras tanto: "todo sigue igual, en el sentido de que ella está aquí en un centro de rehabilitación, está tratando de mejorar día a día y sí está mejorando, créanme que sí. Esto ha sido muy fuerte,  pero lo más importante es que mientras hay vida hay esperanza. Stephanie es muy creyente de Dios, se la pasa leyendo la biblia todo el tiempo…”, dijo con una sonrisa.

Credit: Instagram/Gelena Solano

Su hermana está verdaderamente viva de milagro: “yo pensaba que ella se había quedado por tres minutos sin oxígeno, no fueron tres, ¡fueron más de once! Así que la situación sí fue bastante difícil…”

Cuando Gelena visita a su hermana en el hospital, dice que “ella se acuerda de todo, no hablamos del tema, escuchamos música, la peinamos, cuando viene Olga –otra de sus hermanas- ella por un lado y yo por el otro, la pongo a ver televisión, la maquillamos, la pasamos muy bien...”, comentó con una aire de ternura.

Gelena Solano y Olga Solano
| Credit: IG Gelena Solano

“Yo sé que va a llegar el día cuando ya la saquen de este lugar y la podamos tener en la casa, visitarla y ya, pero lo más importante es que ella esté mejorando poco a poco, yo quisiera verla ya correr, caminar, hacer lo que ella quiera… Es una chica graduada en la universidad, graduada, soltera, sin hijos y con un futuro muy largo por recorrer…” se lamentó.

Credit: IG Gelena Solano

Pese a reconocer que estaba siendo un periodo muy desgastante y que iba para largo, como siempre se mantiene optimista aferrada a su fe: “todo va a salir bien porque yo soy muy creyente de Dios”.