Kaya Jones, exintegrante del famoso grupo Pussycat Dolls, alega que el grupo era una red de prostitución.

Por Lissy De La Rosa
Octubre 17, 2017
Anuncio

La cantante Kaya Jones, exintegrante de Pussycat Dolls, alega en unos mensajes en las redes que el grupo era una “red de prostitución“.

En sus fuertes declaraciones en Twitter, Jones asegura que la agrupación no era meramente un conjunto musical de jovencitas. “Mi verdad. Yo no estuve en un grupo de chicas. Yo estaba en una red de prostitución. Oh y también cantabamos y éramos famosas”, señaló.

“Mientras todos lo que eran nuestros dueños hicieron el dinero”, agregó en el mensaje, que se ha vuelto viral.

Las acusaciones de Jones se producen en medio del debate que se ha generado en el mundo del entretenimiento a causa del escándalo protagonizado por el productor de cine Harvey Weinstein, a quien una creciente lista de actrices y modelos han acusado de acoso sexual, e incluso violación.

Jones, quien abandonó el grupo antes de 2005, aseguró que las jóvenes integrantes de la agrupación eran forzadas a “dormir con quien ellos dijeran”.

Asimismo, señaló que lo que vivió fue tan malo y desagradable que se alejó “de sus sueños, sus amigas de la banda, y un contrato de $13 millones con una sello discos”.

“Nosotros sabíamos que seríamos número 1”, agregó.

También aseguró que los miembros del grupo recibían solo $500 semanales, mientras la fundadora de la banda, Robin Antin,y la disquera se quedaban con el resto del dinero.

Antin respondió a las alegaciones con unas declaraciones a la web The Blast en las que calificó de “asquerosas y mentiras ridículas” las palabras de Jones.