Frente a grandes personalidades como Madonna y Paris Hilton, el ex presidiario y ahora modelo Jeremy Meeks debutó como modelo en la Semana de la Moda de Nueva York.

Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Febrero 14, 2017
Anuncio

De que tiene experiencia para posar frente a las cámaras, no hay duda.

Ahora, Jeremy Meeksel ojiazul expresidiario que se convirtió en toda una sensación en las redes sociales cuando la policía de Stockton, CA, publicó su foto de arresto en el 2004— está probando que tiene materia prima para también convertirse en un supermodelo. El lunes, Meeks debutó en la Semana de la Moda de Nueva York desfilando en la pasarela de Philipp Plein, el diseñador alemán que convocó en su show a celebridades como Kylie Jenner, Tyga, Paris Hilton yMadonna, entre otros.

El evento, que se realizó en la Biblioteca Pública de Nueva York, se destacó por su suntuosidad, incluyó a un imitador de Elvis y hasta al Naked Cowboy dando una serenata a los invitados —quienes fueron recibidos por dos filas de modelos vestidas de la Estatua de la Libertad.

En la pasarela, que contó con la participación de numerosas celebridades, se destacó Meeks, quien estuvo preso dos años por posesión de armas.

Antes de comenzar su condena —y debido al revuelo que armó su foto policial en las redes sociales— este se las ingenió para firmar un contrato para modelar con White Cross Management. Condena cumplida, ayer le demostró al mundo que nunca es tarde para aprovechar una segunda oportunidad.